Ponle picante a la noche de San Valentín

El picante del chile nos pone a sudar y nos acelera, es ardor y pasión a la vez, así como el sexo. Sean frescos, secos o en polvo, tienen un efecto afrodisíaco.

Estudios dicen que aumentan el apetito sexual por la capsaicina, un ingrediente químico que genera el efecto de ardor y picor, y cuanto más tiene, más nos pican.

Niña Toyita, Food, Cheese, Grocery Items

Aparentemente, aumentan el líbido, pues tiene un efecto metabólico. El picante estimula el sistema cardiovascular. Cuando el corazón late más rápido, los vasos sanguíneos comienzan a abrirse, haciendo que la sangre fluya más.

Cuando tu sistema cardiovascular se activa, tu cerebro le manda la señal al cuerpo de que libere endorfinas, como pasa durante el ejercicio y el sexo. Por eso la correlación entre los alimentos picantes y el apetito sexual.

El efecto termogénico y la activación de endorfina ocurren en ambos sexos. O sea, estimula al hombre y a la mujer por igual.

En el caso de mujeres, las endorfinas que regulan el dolor y el placer pueden ser influenciadas directamente por la capsaicina, provocando un subidón en el estado de ánimo. En el caso de los hombres, dicen que aumenta el apetito sexual y hasta los niveles de testosterona.

Artículo Relacionado: Agrega el toque sensual de las fresas a la ensalada

Si son tan maravillosos, probemos agregando un poco al menú de la noche de los enamorados. Para que conozcas tus opciones en cuanto a qué chile comprar, te dejo una lista de chiles frescos que, en su estado seco, saben y se llaman diferentes.

FRESCO

Jalapeño
Ají Amarillo
Poblano
Chilaca
Anaheim
Mirasol
Serrano
Bola

SECO

Chipotle
Ají Mirasol
Ancho
Pasilla
Colorado
Guajillo
Chile Seco
Cascabel

Y recuerda que el Ají Panca y el Rocoto de Perú, el Ghost y el Scotch Bonnet del Caribe y el Anaheim de New Mexico, también entran en el juego.

¡Que tengas un picante San Valentín!

Receta de la Cazuela de Cerdo y Nopales en Salsa de Chiles

México se vive intensamente, tanto como el sabor de esta típica cazuela reforzada de chiles anchos, guajillo y deliciosos nopales, que le dan ese toque tan rico picante y espeso a la carne de cerdo para guisar. Lo único que hace falta es acompañarlo con tortillas o arroz y así descubrir las raíces mexicanas en cada bocado.

Ingredientes

  • de 2 libras cerdo para guisar, cortado en cubos de 1pulgada (paletilla/shoulder)
  • 2 chiles anchos, secos (sin tallo, semillas, ni venas)
  • 1 chile guajillo, seco (sin tallo, semillas, ni venas)
  • 3 tomates pera, cortados en mitades
  • 1 cebolla blanca, pelada y cortada en cuartos
  • 4 dientes de ajo
  • Jugo de 2 naranjas
  • 2 cdas. aceite de oliva
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cdta. de orégano seco
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3 nopales cocidos, cortados en tiras

Instrucciones

  • En un envase profundo con 2 tazas de agua bien caliente, agrega los chiles y deja hidratar por 5 minutos.
  • En una licuadora, mezcla bien los tomates, la cebolla, el ajo, el jugo de naranja, los chiles y 1 1/4 taza del agua en la que hidrataste los chiles.
  • En una olla profunda, dora el cerdo en aceite de oliva, sazónalo con sal y pimienta a gusto y luego agrega la salsa picante, el orégano y las hojas de laurel. Mezcla bien y deja cocinar tapado por 40 minutos.
  • Unos 10 minutos antes de servir, agrega los nopales y sazona con sal y pimenta.

Sugerencias para servir

Sirve con tortillas de maíz o con tu acompañante favorito. Si no encuentras los nopales, usa judías o guisantes verdes.

Doreen Colondres es celebrity chef. Autora del libro La Cocina No Muerde. Síguela en Facebook e Instagram @DoreenColondres y visita www.LaCocinaNoMuerde.com , www.TheKitchenDoesntBite.com o adquiere su libro en Amazon o Itunes.

Deja un comentario