Las marcas tecnológicas afectan el comportamiento de consumo

¿Cómo la tecnología afecta el comportamiento de consumo? Según la investigación de “BrandZ Top 100 Most Valuable Global Brands 2019”, Amazon se ha convertido en la marca más valiosa del mundo, quitando la posición que Google mantuvo en los tres últimos años.

Dos décadas después de iniciado el siglo XXI, las marcas de tecnología lideran la clasificación de las más valiosas del mundo y muestran las nuevas tendencias en el comportamiento de consumo de este siglo.

  1. Amazon, fundada por Jeff Bezos en 1994, con un valor de marca de $315,500 millones, lidera el ranking.
  2. Apple, creada por Steve Jobs en 1974 ($309,500 millones).
  3. Google, formada por Larry Page y Serguéi Brin en 1998 ($309,000 millones).
  4. Microsoft, creada por Paul Allen y Bill Gates el 4 de abril de 1975 ($251,200 millones).
  5. Visa, fundada por Dee Hock en 1970 ($177,900 millones).
  6. Facebook, creada por Mark Zuckerber el 4 de febrero de 2004 ($159,100 millones).

La marca de este joven estudiante de Harvard ingresó por primera vez al informe de las cien marcas más valiosas del mundo en 2012 y poco después se convertiría en la red social más poderosa del mundo.

Grace Kennedy, La Fe

Por otro lado, es importante destacar que dos marcas chinas, Alibaba y Tencent tienen presencia entre las 10 primeras del ránking, séptimo y octavo lugar respectivamente.

A diferencia, las marcas que ocuparon los primeros lugares entre las más valiosas en 1999 como Coca-Cola, IBM, General Electric, Ford, Disney y Marlboro, entre otras, indican tendencias de consumo opuestas.

Durante buena parte del siglo pasado las compras venían predeterminadas por acciones comerciales que las empresas desarrollaban a través de campañas publicitarias, en las que resaltaban los beneficios y atributos, basadas en la promesa única de venta del respectivo producto.

Otra tendencia de comportamiento de consumo aplicada en los mercados occidentales en el siglo XX fue el posicionamiento, que se afianzó en la estrategia del negocio de marketing, creando una “posición privilegiada” de la marca en la mente de los clientes prospecto.

Artículo Relacionado: Informe del FMI revela tendencias de compradores en tiendas de comestibles

Charles Trevail, Director Ejecutivo Global de Interbrand afirma que: “durante décadas, la disciplina de construcción de marca se basó en el concepto de posicionamiento, pero en los mercados acelerados de hoy en día, las expectativas de los clientes superan las posiciones estáticas de la marca. Las marcas ya no pueden considerarse separadas de las empresas y serán juzgadas por lo que hacen, no solo por lo que dicen; se trata de confianza, no solo entrega”.

En los 20 años que van corridos del nuevo siglo hemos experimentado cambios en el comportamiento de consumo ligados al uso de herramientas como los teléfonos inteligentes, el ordenador y otros dispositivos digitales, así como la evolución del comercio electrónico, la gran profusión de los canales en televisión, la digitalización de los medios de comunicación, el desarrollo de las startup y las aplicaciones de internet, entre otros.

Con la irrupción de esas tecnologías y el aumento de la información a través de otros medios no tradicionales, las teorías clásicas de comercialización quedan obsoletas.

La preferencia del comportamiento de consumo del siglo XXI está claramente definida por la tecnología. Estamos viviendo en la sociedad de la información y el conocimiento, donde estas capacidades influyen en los hábitos y costumbres de las personas.

El interés ya no recae en el simple acto de compra, va más allá y las marcas de vanguardia del presente siglo establecen esa diferencia.