minsa-web-2014-07

Alimentos proceseados vs. alimentos frescos

Las verduras

Generalmente, las verduras congeladas o enlatadas se preparan inmediatamente después de la cosecha cuando el contenido de nutrientes está en su punto máximo.

Las verduras son una parte importante de una dieta bien balanceada. Muchas personas se preguntan si las verduras congeladas o enlatadas son tan nutritivas como las verduras frescas. La respuesta a esta pregunta depende del tiempo entre la cosecha de las verduras y los procesos de congelamiento y enlatado. Generalmente, las verduras congeladas o enlatadas se preparan inmediatamente después de la cosecha cuando el contenido de nutrientes está en su punto máximo.

No hierva las verduras demasiado.

La forma en que se preparan las verduras en el hogar también puede afectar el contenido de nutrientes. Las verduras de cualquier tipo (frescas, congeladas o enlatadas) que se hierven en grandes cantidades de agua durante largos períodos de tiempo pierden mucho del valor nutricional comparadas con las que se cocinan levemente al vapor.

Evite la sal agregada.

Las verduras frescas o recién recolectadas en las granjas son más nutritivas que sus contrapartes congeladas o enlatadas; pero estas últimas son una alternativa nutricional aceptable. Simplemente tenga cuidado con la cantidad de sal agregada a las verduras enlatadas; trate de comprar las que no contienen sal agregada. Asimismo, no cocine las verduras demasiado.

Alimentos frescos vs. alimentos congelados

El Yucateco
Tanto en la gastronomía como en la nutrición, el dilema entre alimentos frescos y congelados dio lugar a una larga discusión en la que, hasta ahora, perdía todo lo que saliera del freezer. La desventaja principal, se argumenta, radica en la pérdida de nutrientes que genera el proceso de congelado. Sin embargo, un estudio de la American Dietetic Association promete devolver a estos alimentos su buena reputación.

Lea las etiquetas.

Según indica el documento, las frutas y vegetales congelados son igual de sustanciosos que los frescos. Se trata de productos empacados y conservados inmediatamente después de su cosecha, cuando los niveles de nutrientes están en su punto más alto. No obstante, para consumir esos alimentos en su estado óptimo, es necesario estar atento y leer detenidamente las etiquetas.

Conviene elegir los vegetales que no están procesados con sal u otros condimentos, ya que esos agregados pueden afectar su contenido nutricional. Lo mismo ocurre con las frutas: se recomienda llevar únicamente las que han sido envasadas con su propio jugo y evitar las marcas que combinan el fruto con otras sustancias, como almíbares. Esta información suele estar detallada en las etiquetas de los envases.

Alimentos frescos y el valor nutritivo

Consuma los alimentos frescos poco después de la compra.

Una ventaja de los alimentos proceseados es que no tienen que ser consumidos inmediatamente. Mientras tanto, las verduras y frutas frescas deben ser consumidas poco después de la compra. Si permanecen varias semanas en la heladera los nutrientes inevitablemente terminan por degradarse. Por último, en lugar de hervirlos, siempre es mejor descongelarlos en vapor o en el microondas para reducir al mínimo la pérdida de vitaminas solubles en agua.

Alimentos proceseados vs. alimentos frescos: impresiones generales

La impresión general es que los alimentos frescos (frutas y verduras especialmente) son mejores para usted que los alimentos congelados debido a que los alimentos frescos (siempre que no se hayan cocinado al vapor o cocido en exceso) llegan a su mesa con su aspecto prácticamente inalterado, y sus nutrientes, incluido el contenido de fibra, intactos. Además, los alimentos enlatados son famosos por tener cantidades más altas de sal y azúcar agregada, y se conoce a los alimentos congelados por los aditivos que con frecuencia requieren (como los emulsificantes y los aglutinantes que se encuentran en postres congelados). También puede parecer ilógico pensar que los alimentos procesados un año o más antes de su consumo todavía pueden ser nutritivos.

6 datos sobre los congelados y enlatados:

  • Los nutrientes no se pierden al enlatarlas o congelars.
  • El contenido de fibra no varía.
  • El valor nutricional de las carnes y otras proteínas no se altera por el proceso de enlatado.
  • El proceso de enlatado incrementa los niveles de calcio en el pescoado.
  • Son menos costosos que los alimentos frescos.
  • El congelamiento y el enlatado permiten que los products fuera de temporada estén disponibles todo el año.

Para recetas que utilizan alimentos frescos tanto como procesados, siga usted este vínculo de nutrition.gov: http://1.usa.gov/1To6r9Q.

Acerca de Gus Calabro

Lea También

Los beneficios de las manzanas

Aunque la mayoría de las frutas tienen propiedades contra el colesterol alto, al parecer la …

Deja tu Comentario

X