Alimentos procesados vs. Alimentos frescos

Hoy en día hay muchos mitos rodeando la alimentación, nuevos alimentos más procesados y con según más valor nutricional que realmente no te aportan nutrientes.

ASG (Associated Supermarket Group)

Asimismo, hay alimentos frescos que no son tan beneficiosos como los muestran. Por lo anterior, en el post de hoy te hablaremos de esta clase de productos, con la intención de indicar las ventajas y desventajas de cada uno.

¿Te preocupa tu salud, quieres mejorar tu cuerpo?

Si tienes dudas acerca de los tipos de alimentos que consumes, sigue leyendo y descubre todo acerca de los alimentos frescos y los alimentos procesados, además aprender a elegir los de mejor calidad en ambos casos.

Alimentos frescos

Antes de ahondar en los beneficios y la lista de alimentos frescos, es necesario tener claro cuales elementos entran dentro de este término.

Definición de alimentos frescos

Un alimento fresco es aquel que luego de un determinado lapso de tiempo, bastante corto, se daña. Básicamente todo producto que dure menos de 30 días o que requiera de una temperatura regulada para su conservación es un alimento fresco.

Los alimentos frescos se deterioran rápidamente y con el tiempo van perdiendo sus propiedades, no todos los alimentos frescos son de calidad y hay algunos que debes consumir con moderación, por ejemplo: algunas carnes rojas; ya que pueden dañar tu salud cardiovascular.

Casi todos los alimentos frescos tienen fecha de caducidad impresa, excepto algunos como las frutas y el pan no tienen este indicativo.

comida fresca

Alimentos frescos ejemplos

Muchas personas cuando le mencionan las palabras alimentos frescos inmediatamente piensan en frutas y verduras, pero en esta terminación no sólo se encierra esta clase de productos. Hay otros alimentos que entran en la denominación de alimentos frescos y que prácticamente compras con frecuencia, como:

  • Las carnes y otros derivados de la misma
  • Los productos del mar, como: pescados frescos, marisquería y otros similares
  • Ciertos productos de repostería y panadería son considerados alimentos frescos
  • Los huevos
  • La leche liquida
  • Ciertos quesos
  • Verduras, frutas y hortalizas
verduras frescas

Las verduras: ¿Qué tan frescas son?

Generalmente, las verduras congeladas o enlatadas se preparan inmediatamente después de la cosecha cuando el contenido de nutrientes está en su punto máximo.

Las verduras son una parte importante de una dieta bien balanceada. Muchas personas se preguntan si las verduras congeladas o enlatadas son tan nutritivas como las verduras frescas.

La respuesta a esta pregunta depende del tiempo entre la cosecha de las verduras y los procesos de congelamiento y enlatado. Generalmente, las verduras congeladas o enlatadas se preparan inmediatamente después de la cosecha cuando el contenido de nutrientes está en su punto máximo.

No hierva las verduras demasiado.

La forma en que se preparan las verduras en el hogar también puede afectar el contenido de nutrientes.

Las verduras de cualquier tipo (frescas, congeladas o enlatadas) que se hierven en grandes cantidades de agua durante largos períodos de tiempo pierden mucho del valor nutricional comparadas con las que se cocinan levemente al vapor.

Evite la sal agregada.

Las verduras frescas o recién recolectadas en las granjas son más nutritivas que sus contrapartes congeladas o enlatadas; pero estas últimas son una alternativa nutricional aceptable.

Simplemente tenga cuidado con la cantidad de sal agregada a las verduras enlatadas; trate de comprar las que no contienen sal agregada. Asimismo, no cocine las verduras demasiado.

¿Qué son alimentos frescos y que no?

Si ves la lista sabes que todos estos alimentos y productos tienen una fecha de caducidad pronta, por lo que entran dentro de la categoría de alimentos frescos. Sin embargo, es importante destacar que los productos frescos no son procesados para realizar conservar, por ejemplo:

El atún cuando es pescado y de la pescadería va a tu cocina y lo comes se considera un alimento fresco. No obstante, si ese atún es procesado para ser enlatado pierde la etiqueta de fresco.

El mismo ejemplo puede aplicarse a la leche líquida, esta es considerada fresca cuando ha pasado solo por el proceso de higienización y se comercia. Si, por otra parte, es procesada para ser leche líquida de larga duración pierde la etiqueta de alimento fresco.

Artículo Relacionado: ¿Cómo los empaques prolongan la vida de las frutas?

Igual ocurre con ciertas frutas y verduras, no es una lata de guisante un alimento fresco; porque ha sido procesado y envasado añadiendo químicos y conservantes para alargar su fecha de caducidad. Lo mismo ocurre con piñas en lata o durazno el almíbar, si son enlatados han sido procesados.

Si prestas atención descubrirás que los alimentos frescos son en menor medidas alterados por las industrias, carecen de químicos. No obstante, muchos de estos deben consumirse con moderación y debes aprender a elegirlos con cuidados; ya que en los alimentos frescos prosperan más rápido las bacterias y se dañan con mayor facilidad si no los conservas adecuadamente


Consejos para elegir los mejores alimentos frescos

Muchas veces vas al supermercado y no sabes elegir los alimentos frescos, en ocasiones ni presta atención a las etiquetas. Lo anterior, es un error; cuando compras este tipo de productos debes cuidar ciertos detalles, como:

1. ¿Cómo elegir carne fresca y buena? Te ha pasado que compras la primera bandeja de carne que ves en el supermercado, sólo fijándote en el precio y te ha salido dura y sin sabor; pues ha comprado un producto viejo que ha pasado mucho tiempo congelado a temperaturas inadecuadas.

Para comprar carne fresca y de calidad debes prestar atención al tipo de corte, a la temperatura en la que se conserva y hasta donde está contenida; ya que debe ser un envase higiénico y las personas no puedan tener contacto directo con ella.

2. Si quieres comprar pescado fresco pregunta si ya fue congelado o no, ya que esto te dará pista de cuánto tiempo tiene ese pescado en venta. Recuerda que este tipo de producto del mar suele ser muy delicado y dañarse con facilidad.

3. La fruta trata de comprarla cuando este en temporada, esto te garantiza que tienes un producto natural que no ha sido modificado genéticamente. Entre más natural este la fruta, la verdura y las hortalizas mejor.

4. En cuanto a los huevos recuerda lavarlos y conservarlos adecuadamente.

5. Asimismo, la fruta deberá ser higienizada, sobre todo las verduras.

¿Cuáles son los mejores alimentos frescos?

Te preguntarás que alimentos frescos incluir en tu dieta y, la verdad es que son muchos:

  • Los huevos
  • Las carnes blancas y el pescado
  • Frutas todas, puedes incluir: banana, durazno, manzana, pera, naranja y más. Evita procesarla para consumirla; si optas por comerla tal como te la brinda la naturaleza aprovecharás todos sus beneficios.
  • Verduras y hortaliza, de este grupo debes consumir al menos 3 porciones al día

Si añades este tipo de alimentos frescos a tu dieta bajarás de peso y mejorarás tu salud. Además, es delicioso ¡pruébalo!

Alimentos procesados

En el otro extremo están los alimentos procesados, que al igual que los alimentos frescos tiene productos buenos y otros que deben evitarse.

No porque un alimento sea procesado es malo, por lo que debes aprender a elegir lo que ingieres adecuadamente.

alimentos procesados

¿Qué son los alimentos procesados?

En esencia todos los alimentos que hayan sufrido cambios (a través de un proceso industrial) o sean procesados en alguna medida son parte de los alimentos procesados.

Pese a lo anterior, esto no los transforman en malos para la salud, todo lo contrario, gracias a los diferentes procesamientos y métodos de conservación hoy en día disfrutas de una amplia diversidad de alimentos, que de otra manera sólo estaría presente en ciertas temporadas. Sin embargo, debes cuidarte de los productos muy procesados.

Tipos de alimentos procesados

Dependiendo de cuan manipulado sea un alimento este tendrá un grado diferente de procesado, en pocas palabras tu puedes hallar alimentos procesados de los siguientes tipos:

  • De procesamiento mínimo, como: semillas a las que se ha quitado el cascaron, verduras que se han lavado y empaquetado y similares, en los cuales no se ha alterado el sabor del alimento ni se le ha añadido algún ingrediente extra.
  • Alimentos procesados por tratamientos, como: congelación, enlatado, cocinados en cierta medida, como: el atún en lata, las verduras congeladas, entre otros.
  • Alimentos con ingredientes adicionales, como: edulcorantes, ciertos conservantes y edulcorantes. Por ejemplo: las salsas para pastas.
  • Alimentos muy procesados, aquí entra los dulces, cereales para desayunar, los snacks, los embutidos y otros que han sido muy procesados. De este grupo se recomienda ingerir muy pocos alimentos.
  • Alimentos altamente procesados, simplemente son esas comidas que debes evitar a toda costa, como: las pizzas congeladas, los platos ya listos que sólo se introducen en el microondas y otros similares.
alimentos procesados

Desventajas de los alimentos procesados

Los alimentos que son altamente procesados o muy procesados pueden traer ciertas desventajas. La primera es que, a su composición se le añade sal, azúcar o grasas para lograr la conservación. Esto, ocasiona sobrepeso y alto niveles de lípidos en el cuerpo cuando son comidos con frecuencia.

De la misma forma los alimentos procesados pueden contener químicos para prolongar su vida, que a la larga no son beneficiosos para tu salud.

Asimismo, los alimentos procesados suelen contener muchas calorías y muy poca proteína, necesaria para la formación de músculos.

Además, es importante destacar que los alimentos procesados son engañosos, por ejemplo: los cereales para desayunar se publicitan como alimentos cargados de vitaminas y minerales, pero poco se habla de la cantidad gigante de azúcar que tienen y su carga química.

Por lo anterior, es importante aprender a leer las etiquetas de los alimentos y no creer en “enriquecido con vitaminas y minerales” o “light”.

Ventajas de los alimentos procesados

Pese a lo anterior, los alimentos procesados tienen claras ventajas como:

  • Pueden almacenarse y conservarse por largos periodos de tiempo, en ocasiones hasta por años.
  • Hay tipos de procesamientos que mejoran la calidad del alimento, como: la pasteurización, que es capaz de eliminar bacterias.
  • Además, se puede añadir más vitaminas a los productos para cumplir con los requerimientos diarios de nutrientes.

Alimentos frescos vs. alimentos congelados

Tanto en la gastronomía como en la nutrición, el dilema entre alimentos frescos y congelados dio lugar a una larga discusión en la que, hasta ahora, perdía todo lo que saliera del freezer.

La desventaja principal, se argumenta, radica en la pérdida de nutrientes que genera el proceso de congelado.

Sin embargo, un estudio de la American Dietetic Association promete devolver a estos alimentos su buena reputación.

Lea las etiquetas

Según indica el documento, las frutas y vegetales congelados son igual de sustanciosos que los frescos. Se trata de productos empacados y conservados inmediatamente después de su cosecha, cuando los niveles de nutrientes están en su punto más alto.

No obstante, para consumir esos alimentos en su estado óptimo, es necesario estar atento y leer detenidamente las etiquetas.

Conviene elegir los vegetales que no están procesados con sal u otros condimentos, ya que esos agregados pueden afectar su contenido nutricional.

Lo mismo ocurre con las frutas: se recomienda llevar únicamente las que han sido envasadas con su propio jugo y evitar las marcas que combinan el fruto con otras sustancias, como almíbares. Esta información suele estar detallada en las etiquetas de los envases.

Alimentos frescos y el valor nutritivo

Consuma los alimentos frescos poco después de la compra.

Una ventaja de los alimentos procesados es que no tienen que ser consumidos inmediatamente. Mientras tanto, las verduras y frutas frescas deben ser consumidas poco después de la compra.

Si permanecen varias semanas en la heladera los nutrientes inevitablemente terminan por degradarse. Por último, en lugar de hervirlos, siempre es mejor descongelarlos en vapor o en el microondas para reducir al mínimo la pérdida de vitaminas solubles en agua.

Alimentos procesados vs alimentos frescos: impresiones generales

La impresión general es que los alimentos frescos (frutas y verduras especialmente) son mejores para usted que los alimentos congelados debido a que los alimentos frescos (siempre que no se hayan cocinado al vapor o cocido en exceso) llegan a su mesa con su aspecto prácticamente inalterado, y sus nutrientes, incluido el contenido de fibra, intactos.

Además, los alimentos enlatados son famosos por tener cantidades más altas de sal y azúcar agregada, y se conoce a los alimentos congelados por los aditivos que con frecuencia requieren (como los emulsificantes y los aglutinantes que se encuentran en postres congelados).

También puede parecer ilógico pensar que los alimentos procesados un año o más antes de su consumo todavía pueden ser nutritivos.

6 datos sobre los congelados y enlatados:

  • Los nutrientes no se pierden al enlatarlas o congelars.
  • El contenido de fibra no varía.
  • El valor nutricional de las carnes y otras proteínas no se altera por el proceso de enlatado.
  • El proceso de enlatado incrementa los niveles de calcio en el pescoado.
  • Son menos costosos que los alimentos frescos.
  • El congelamiento y el enlatado permiten que los products fuera de temporada estén disponibles todo el año.

Alimentos frescos Vs Alimentos procesados ¿Quién es el ganador?

En este punto podemos decir que ambos productos tienen beneficios, sobre todo si los sabes elegir adecuadamente. Hay productos procesados que pueden facilitarte la vida y aportar mucho a tu dieta, como: la leche pasteurizada, el yogur, ciertos frutos secos, las ensaladas empacadas y similares cuyo procesamiento no es muy alto, pero te ahorran tiempo.

En cuanto a los alimentos frescos, hallamos productos que hay que evitar como las carnes rojas o muy llenas de grasas y, otro que debes ingerir en exceso, como: las frutas, las verduras y las hortalizas.

Si quieres gozar de buena salud sé consciente de como alimentas tu cuerpo e ingiere sólo productos que te hagan bien, en poco tiempo tu vida cambiará… Recuerda que la salud es belleza ¡Cuídate!

Para recetas que utilizan alimentos frescos tanto como procesados, siga usted este vínculo de nutrition.gov: http://1.usa.gov/1To6r9Q.

Deja un comentario