El Senado presentará el segundo paquete de estímulo económico

El liderazgo republicano del Senado estará anunciando hoy lunes su propuesta de ley del nuevo paquete de estímulo económico por el coronavirus que tendría un costo de $1 billón de dólares, el cual incluiría una nueva ronda de cheques de estímulo de $1,200, una reducción en los pagos suplementarios de beneficios de desempleo y más ayudas a los negocios. La National Grocers Association, por su parte, envió una carta a los líderes del Congreso en la que presentan las principales prioridades de los supermercados independientes en el próximo paquete de estímulo económico.

De acuerdo a CNBC, la propuesta de ley que hoy será presentada por el liderazgo republicano del Senado tendrá las siguientes provisiones:

Grace Kennedy, La Fe

El proyecto de ley autorizaría lo que los republicanos han llamado una segunda ronda de préstamos del Programa de Protección de Cheques de Sueldos para pequeñas empresas especialmente afectadas por la pandemia.

Se incluirán $16,000 millones en nuevos fondos para pruebas de coronavirus e incentivos fiscales para alentar a las empresas a volver a contratar a los trabajadores y adoptar medidas de seguridad.

Extendería el seguro federal de desempleo mejorado, pero «basado en un reemplazo salarial de aproximadamente el 70%», según dijo el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, reduciendo sustancialmente el pago extra de $600 que dejará de entregarse a finales de julio.

El plan enviaría otra ronda de pagos directos a los estadounidenses. Aún no está claro si el proyecto de ley mantendría los mismos términos de elegibilidad que los cheques de estímulo aprobados en marzo ($1,200 a individuos y $2,400 a parejas). El viernes, el senador Mitch McConnell dijo «prevemos otra ronda de pagos directos en efectivo, particularmente aquellos que ganan $40,000 al año y menos en la industria de la hospitalidad».

Artículo Relacionado: Nuevo proyecto de ley busca recompensar a trabajadores esenciales por el COVID-19

Protegería a las empresas, los médicos y las universidades de las demandas relacionadas con el coronavirus, excepto en casos de negligencia grave y mala conducta intencional.

La legislación incluiría $105,000 millones para ayudar a las escuelas a reanudar las clases, con al menos parte de la financiación condicionada a que abran sus puertas en otoño.

El proyecto de ley republicano del Senado deberá entrar en negociaciones con el proyecto de $3 billones de dólares presentado por los demócratas de la Cámara de Representantes para encontrar un consenso que les permita enviar al presidente Donald Trump un segundo paquete de estímulos y que él lo firme para que se convierta en ley.

Por su parte, la National Grocers Association, que representa a la industria de los supermercados independientes, en su carta a los líderes del Congreso, presentó las principales prioridades que tienen los tenderos independientes con respecto al nuevo paquete de estímulo económico para el alivio del coronavirus.

«La industria de los supermercados independientes continúa experimentando desafíos continuos e inesperados mientras trabaja incansablemente para alimentar al público estadounidense», escribió el presidente y CEO de la NGA, Greg Ferrara, en la carta dirigida a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y al líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer.

Según la NGA, los supermercados independientes esperan que el nuevo paquete de estímulos incluya lo siguiente:

La exclusión de impuestos sobre la renta bruta y la desgravación temporal del impuesto sobre la nómina para los trabajadores esenciales en los supermercados y la agricultura.

Se limite la responsabilidad de las empresas esenciales en caso de demandas por coronavirus si hacen sus mejores esfuerzos para cumplir con las directrices federales, estatales y locales.

Se amplíe el acceso al programa de nutrición suplementario SNAP en línea, proporcionando a los tenderos asistencia técnica para ayudar a implementar un programa en línea y aplazando los gastos de inicio costosos para los minoristas que no tienen la capacidad y los recursos necesarios para entrar en el programa en línea.

La propuesta del Senado coincide con la sugerencia de la NGA sobre la modificación en los pagos del seguro de desempleo.

La asociación comercial dijo que se debería considerar la posibilidad de fijar un tope a las prestaciones totales de desempleo en un determinado porcentaje del nivel de compensación anterior del solicitante, como alternativa a la política actual de ofrecer prestaciones adicionales que han demostrado ser un desincentivo para continuar o volver a trabajar.