Jarritos debuta por primera vez en máquinas de sodas de los 7-Eleven

En un acuerdo exclusivo, 7-Eleven Inc. y Stripes son los primeros en llevar la popular bebida Jarritos a la fuente de sodas. Esta es la primera vez que el refresco mexicano se venderá en vasos desechables fuera de la botella.

La mandarina, uno de los sabores más populares de Jarritos, estará disponible en las máquinas de sodas Big Gulp en las tiendas participantes.

Fiorucci Foods - Discover the Taste of Italy

«Sí, los consumidores ahora pueden disfrutar de nuestro delicioso refresco de mandarina Jarritos en Big Gulp en los 7-Eleven y estamos muy entusiasmados. ¡Estamos particularmente orgullosos de que nuestra receta use los mismos sabores naturales y esté endulzada con azúcar 100% real! Jarritos mantiene expandiéndose a nuevos mercados y explora nuevas formas de seguir conquistando el gusto de los consumidores», dijo Eric Delamare, director de marketing de Novamex.

Un pilar en las taquerías, los refrescos artesanales con sabor a frutas de Jarritos están hechos con sabores naturales y 100 por ciento azúcar pura de caña. Hasta ahora, solo estaban disponibles para la venta en botellas.

«Siempre estamos buscando nuevos sabores interesantes para los Slurpee y las bebidas de la fuente de sodas, monitoreando a los expertos en tendencias de sabores, así como los comentarios en las redes sociales», dijo Jacob Barnes, director senior de productos de 7-Eleven para bebidas patentadas. «Cuando Jarritos de mandarina fue un éxito en la máquina Slurpee, inmediatamente comenzamos a trabajar para traerlo de vuelta como un refresco para la fuente de sodas de Big Gulp».

Artículo Relacionado: Jarritos conquista las redes sociales con sus originales videos

El verano pasado, 7-Eleven sacó al mercado a Jarritos como una bebida Slurpee con sabor a mandarina. Fue la primera vez que se ofreció el refresco picante y dulce como bebida congelada. Su abrumadora popularidad y las conversaciones en las redes sociales llevaron al minorista de conveniencia más grande del mundo a traerlo de vuelta, esta vez como una bebida Big Gulp.

«Jarritos no es solo el refresco más vendido de México, también es un gran sabor y tiene un gran atractivo entre todas las edades y grupos demográficos», dijo Barnes. «Una vez que los clientes escuchen que tenemos un refresco Jarritos Big Gulp, creo que visitarán nuestras tiendas 7-Eleven específicamente para encontrarlo».

Conocida por sus gaseosas con sabor a frutas de gran sabor y colorido, la compañía de refrescos Jarritos se fundó en México en 1950. En 1960, Jarritos ya se había convertido en el refresco nacional más popular en México.

La palabra Jarritos proviene de la palabra «Jarra» en español y está acreditada por la tradición mexicana de beber agua y otras bebidas en jarras de arcilla. Jarritos es más carbonatado que los refrescos tradicionales que se venden en EEUU y sus sabores incluyen pomelo, mandarina, lima, tamarindo, guayaba, fresa, jamaica, piña y ponche de frutas.

Con sede en Irving, Texas, 7-Eleven opera, tiene en franquicias y / o licencia más de 69,000 tiendas en 17 países, incluyendo 11,800 en Norteamérica.

Deja un comentario