El futuro del retail hispano en la década de 2020

Parecía lejana, pero ya llegamos a la década de los años 20 en un mundo totalmente globalizado y a velocidades de vértigo en cuanto a evolución y cambios en todos los sentidos. ¿Cómo se comportará el retail hispano?

Grace Kennedy, La Fe

El retail es uno de los segmentos que experimenta cambios más rápidos y vive en constante evolución. Las técnicas de gestión de tiendas, centros de distribución, departamentos de compras, negociación y surtidos de los últimos años ya no van a funcionar en esta nueva década y debemos estar constantemente en alerta y preparados.

Por otra parte, nuestros clientes también han evolucionado, incluso a más velocidad que los propios retailers. Ahora tenemos consumidores mucho más inteligentes y con el 100% de decisión en sus compras, principalmente por el “bombardeo” omnicanal que reciben constantemente.

El principal motivo del nacimiento de la Hispanic Retail Chamber of Commerce (HRCOC), la cual tengo el honor de presidir en esta etapa de lanzamiento, es de unir a todos los retailers hispanos de Estados Unidos para confrontar de forma conjunta todos estos grandes retos que nos esperan en la nueva década. Y es que ante el poder de los “big players” del retail americano, los cuales no tengo que mencionar porque los conocemos perfectamente, la unión será la clave para que consigamos todas nuestras metas.

Unidos somos más fuertes, es el lema, pero también la realidad. Cuando hablo de unión no me refiero en absoluto a procesos de fusiones y ventas entre supermercados, al contrario, se debe de mantener la independencia de cada una de las cadenas de tiendas, así como su visión corporativa.

Artículo Relacionado: Los hispanos son clave para el futuro del retail de comestibles

Esta unión va más allá de la compañía o supermercado al que representemos y significa que como Hispanic Retail Chamber actuamos bajo el paraguas y en nombre de todo el retail hispano de EEUU en temas clave de nuestro sector.

Por eso, realmente unidos somos más fuertes:

  • Ante la Administración y Organismos Oficiales: como HRCOC estamos representando a miles de tiendas latinas y buscando un interés común de todas ellas, objetivos que se cumplen cuando se trabaja conjuntamente y no de forma individual.
  • Con nuestros proveedores: negociando gamas enteras de productos, especializándonos en productos frescos y orgánicos, en la potencialización de cada una de las marcas privadas que nos identifican a cada cadena con una personalidad propia, sin renunciar a la calidad ni a precios puramente competitivos. Para empresas pequeñas, con menos de cinco tiendas, trabajando una marca global, pero con el sello de producto de calidad del retail hispano.
  • En la transformación digital del retail hispano: consolidando a nuestras tiendas como referentes también del servicio online.
  • Ante la profesionalización de nuestros asociados: impulsando formaciones académicas del retail hispano que ayuden a crear nuestros líderes del futuro.
  • En capacidad logística: a través de las Centrales de Compras asociadas al retail hispano repartidas por todo el territorio.

En definitiva, unión y organización serán la clave de esta nueva década para seguir creciendo y consiguiendo los objetivos comunes del retail hispano en un mercado cada vez más competitivo y con menos margen para cometer errores.