Advierten a compañías por vender productos falsos para tratar el COVID-19

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) enviaron cartas de advertencia a siete compañías por vender productos fraudulentos destinados a prevenir o tratar la nueva enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

La FDA está particularmente preocupada porque los productos que afirman curar, tratar o prevenir enfermedades graves como el COVID-19 pueden causar que los consumidores retrasen o suspendan tratamiento médico apropiado, lo que puede causar daños graves y potencialmente mortales.

Grace Kennedy, La Fe

Los productos citados en estas cartas de advertencia son tés, aceites esenciales, tinturas y plata coloidal. Estos productos son medicamentos no aprobados que presentan riesgos significativos para la salud del paciente y violan la ley federal, informaron las agencias federales en un comunicado.

La FDA y la FTC emitieron conjuntamente cartas de advertencia contra Vital Silver, Quinessence Aromatherapy Ltd., Xephyr, LLC que hacen negocios bajo el nombre de N-Ergetics, GuruNanda, LCC, Vivify Holistic Clinic, Herbal Amy LLC, y The Jim Bakker Show.

Las compañías tienen un plazo de 48 horas para responder, describiendo los pasos específicos que tomarán para corregir las violaciones. Las autoridades advirtieron que los negocios que vendan productos afirmando fraudulentamente prevenir, tratar o curar el COVID-19 pueden estar sujetos a acciones legales, que incluyen, entre otras medidas, la incautación o una orden judicial de cesamiento de operaciones.

Según reportes del diario The New York Times, la cifra de personas infectadas se acerca a las 600 en 35 estados y las muertes por el Coronavirus sumaban 26 el lunes.

Productos fraudulentos para tratar el COVID-19

Actualmente no hay vacunas o medicamentos aprobados para tratar o prevenir el COVID-19. Estos productos se encuentran en las primeras etapas de desarrollo y aún no se ha comprobado por completo su seguridad o eficacia.

Además de dar seguimiento a las compañías que no realizan las correcciones adecuadas, la FDA y la FTC continuarán monitoreando las redes sociales, los mercados en línea y las quejas que reciban para ayudar a garantizar que las compañías no sigan vendiendo productos fraudulentos con el nombre de una empresa diferente o en otro sitio web.

Mientras tanto, en diferentes regiones de Estados Unidos los supermercados están enfrentando escasez en ciertos productos debido a la alta demanda como consecuencia del temor a que el Coronavirus se siga extendiendo. Según Nielsen, los consumidores están almacenando activamente suministros de emergencia como alimentos básicos, incluyendo productos enlatados, harina, azúcar y agua embotellada y hay un aumento en las ventas de suplementos vitamínicos, snacks de frutas y botiquines de primeros auxilios.

Artículo Relacionado: El impacto del coronavirus en la industria alimentaria

Para prevenir una escasez en el suministro de productos esenciales, varias cadenas minoristas como Kroger, H-E-B, Publix y Target anunciaron medidas para limitar el número de ciertos artículos de limpieza y alimentos básicos que pueden comprar los clientes en sus tiendas.

La ansiedad provocada por el COVID-19 está impulsando las compras en línea, donde se pueden hacer pedidos de alimentos, productos de cuidado personal y suministros médicos sin los riesgos de exponerse a multitudes de personas, de acuerdo a la Asociación Nacional de Tiendas de Conveniencia (NACS por sus siglas in inglés). La demanda significará un aumento de las ventas para los minoristas, pero también causará desafíos a medida que trabajen para reabastecer sus almacenes y depósitos.

En los últimos 30 días, el 21% de los consumidores estadounidenses han comprado alimentos perecederos en línea, según el analista del NPD David Portalatin, en comparación con el 18% durante el mismo período del año pasado, y se espera que esa cifra aumente a medida que el virus se propague. Según una encuesta realizada en febrero por Coresight Research a 1,100 consumidores, el 27% dijo que estaban evitando los lugares públicos como los centros comerciales, y el 58% dijo que evitarían los lugares públicos si el brote continuaba propagándose.

Por su parte, la Asociación de la Industria de Alimentos FMI tiene disponible una completa guía de recursos sobre preparativos ante el Coronavirus para las empresas que trabajan en la industria alimentaria.