Alejandro Valdés: su negocio es su pasión y Alfa Vitamins, su orgullo

Alejandro Valdés, fundador y CEO de Alfa Vitamins, ha definido su vida bajo cinco principios fundamentales que lo han llevado por el camino del éxito: aprender cada día más, honradez, enfoque, persistencia y pasión. Salió de Cuba hace 30 años y como la gran mayoría de exiliados que llegan a Miami, tuvo que empezar de cero para abrirse camino y lograr cumplir el sueño americano.

Grace Kennedy, La Fe

Su espíritu emprendedor y el deseo de reunirse de nuevo con su familia, que quedó en Cuba, fueron motivos suficientes para salir adelante.

Trabajó duro, desarrolló su negocio de suplementos vitamínicos y convirtió a Alfa Vitamins en una compañía de proyección internacional con ventas en 51 países y en las principales cadenas de tiendas y farmacias en Estados Unidos.

Sus sueños se hicieron realidad

En la Habana, Valdés trabajó en radio y televisión como asistente de producción, pero su verdadera pasión eran los negocios.

Alejandro Valdés Alfa Vitamins
Alejandro Valdés.

“Siempre mi sueño en Cuba era ser comerciante, pero todo era muy complicado e ilegal. En Cuba estaba frustrado porque me podían meter preso en cualquier momento por hacer negocios”, dijo Valdés en una entrevista con la Revista Abasto.

Finalmente logró salir de la isla caribeña hacia Panamá y luego pudo viajar a Miami donde lo recibió una tía de su mamá.

De inmediato comenzó a trabajar en un negocio de envíos de paquetes y dinero con el apoyo de sus tíos y amigos que quedaban en Cuba, posteriormente a la distribución y venta de diversos productos de descuento a tiendas, entre ellos los suplementos vitamínicos.

“Las vitaminas me llamaban la atención porque me gustaba ese mundo de la nutrición y la salud y vi que era algo que podía ser rentable”, dijo Valdés.

Alfa Vitamins

Con el apoyo de su mamá, a quien finalmente logró traer de Cuba junto con otros familiares, Valdés inició hace 25 años su carrera de comerciante. Abrió una pequeña bodega en la calle 8 del North West en Miami donde montó el negocio de empaque y distribución de las vitaminas y tres años después creó la marca Alfa Vitamins y la manufactura.

Artículo Relacionado: Alfa Vitamins: Tu Tienda Para Productos de Salud, Nutrición y Belleza

“Yo no hablaba nada de inglés, me era difícil entrar en este mercado en EEUU y por eso comenzamos a hacer negocios con Ecuador, Costa Rica, El Salvador, Venezuela y más adelante entramos a la mayoría de los países de Latinoamérica. Luego empezamos a ir al Show del Medio Oriente y allá también hicimos muchos clientes”, recuerda Valdés.

Compañía en expansión

Alfa Vitamins

Hace siete años, cuando se mudaron a la ciudad del Doral donde funciona la moderna planta de producción de más de 160,000 pies cuadrados, Valdés comenzó a incursionar en el mercado estadounidense, “donde se incorporó mi esposa Isaura Valdés aportando un gran impulso para la compañía. Ya casi la mitad de nuestro negocio es exportación y la otra mitad es doméstico”, resaltó.

En su proceso de expansión fueron capacitando cada vez más a sus empleados y contratando personal calificado, compraron más maquinaria y prepararon las zonas de producción con buenas prácticas de manufactura. “Casi todo lo que ganábamos lo invertíamos en la compañía para poder crecer de esta manera, por eso ahora tenemos una planta bastante grande con muy buenas prácticas de manufactura y más de 100 empleados. En los últimos meses, mi hijo mayor también se incorporó en la producción y nos está sirviendo de gran ayuda”.

Futuro brillante de Alfa Vitamins

A los 58 años de edad, Valdés no piensa en el retiro y está seguro de que el futuro de Alfa Vitamins es brillante a pesar de la crisis mundial que ha generado la pandemia del coronavirus.

Él, junto a su esposa y su pequeño hijo, tuvieron que ponerse en cuarentena por más de un mes para prevenir el contagio del Covid-19. Gracias a los cuidados que tuvieron tomando suplementos vitamínicos para fortalecer el sistema inmune, los ayudó a superar más fácilmente la peligrosa enfermedad.

El exitoso empresario cubano concluyó que el triunfo de su negocio se debe a la ayuda y el apoyo de su madre, al trabajo duro, a tener mucha fe en lo que se está haciendo, en ser persistente, tener un buen producto de alta calidad y cuidar a su equipo de ventas.

Para conocer más sobre la empresa, visite www.alfavitamins.com