Una compra inteligente y saludable durante la crisis del coronavirus

Seamos honestos, a todos nos entró algo de pánico cuando comenzó toda esta situación del coronavirus (Covid-19). Yo confieso no ser muy buena con emergencias como estas, pero me ha tocado practicar la calma, pues el mundo entero está igual que tú y que yo en estos momentos. Cuando entendí que tenía que hacer compra para dos semanas o más, me detuve a pensar por un segundo y me dije, bueno Doreen, hay que hacer una compra inteligente.

Fiorucci Foods - Discover the Taste of Italy

De lo primero que me surtí fue de proteínas. Llené mi congelador de pollo entero, pollo en piezas, con hueso y sin hueso.

Si vamos a estar en casa, hay que variar, así que no limites todas tus compras a los mismos cortes. Por eso, como parte de mi compra inteligente también incluí carne molida de res, de cerdo, carne para guisar y varias piezas de lomo de cerdo.

Con eso pensé en unas 3-4 versiones de recetas que puedo hacer con cada uno de ellos, los porcioné todos según la receta pensada y los puse en el congelador.  

Luego me surtí de acompañantes como arroz, pasta de varios estilos, quinoa, couscous y pan congelado, para luego yo misma terminar de preparar en el horno. Pues de nada vale comprar pan fresco que nos dura 1-2 días, porque entonces vamos a estar saliendo de casa.

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

De eso pasé a las verduras (vegetales) y raíces que duran mucho, así como las zanahorias, las papas, malanga (yautía), la calabaza dulce, el brócoli y el brocolini, la coliflor, el pepino, el calabacín, el maíz fresco. Solo un poco de arúgula y espinaca (pues duran poco) y algunos aguacates que confieso los traje verdes y ya cinco días después que empecé mi cuarentena están maduros.

En mi compra inteligente de productos no perecederos incluí frijoles de lata. Pero eso sí, las lentejas las compré secas pues esas reviven a cualquiera, en ensalada, en una buena sopa con pollo, verduras o hasta para hacer una hamburguesa.

Compré atún y sardinas que son inmensamente saludables y resuelven hasta con unas galletas. Incluí tomate en lata por aquello de hacer salsas para pasta, especias y hierbas secas para que todo sepa diferente cada día, caldo de pollo natural y leche de coco que sirve para un batido, una sopa o una salsa para el pollo. 

Los productos curados no necesitan refrigeración. En otras palabras, el chorizo, el salchichón, el lomo y el jamón curado (estilo español como Fermín) duran meses e incluso fuera de nevera. Con ellos puedes hacer un arroz, una pasta, agregarlos para dar sabor a una sopa, unos huevos revueltos, un guiso de carne o frijoles y hasta con un poco de pan cubrimos la hora del almuerzo. 

De desayuno, les recomiendo muchas frutas altas en vitamina C, huevos, frutas, cereales, avena y una buena calidad de harina de pancakes que igual sirve para empanizar el pollo o el cerdo.

Para lo último en mi compra inteligente, dejé los snacks y los productos no perecederos. Hay que evitar la comida procesada y congelada, hay que ingeniárselas para hacer ejercicio en la casa y mantener un control en las porciones.

De snacks no lo puedo negar, compré plátanos fritos (platanares/mariquitas), siempre los sabores de mi tierra me apetecen en situaciones como esta. También compré barras de proteína, popcorn y nueces secas, que igual sirven para darle un toque crujiente a las ensaladas o a las mismas proteínas.

Por último, trata de evitar el alcohol, recuerda que baja las defensas en muchas personas. Y pues, prepárate también para el peor de los casos. Para ello me llené de vitaminas, productos con alcanfor, eucalipto, medicinas básicas, limón y jengibre para hacer té caliente y hasta un humidificador caliente con la medicina que mi abuela tanto usaba cuando yo era chica, Vicks (y esto no es un anuncio).

He leído y escuchado a muchos pacientes decir que les ha ayudado. Nunca se sabe, mejor estar más que preparado, pero consulta todo con tu médico.

Vamos a seguir las reglas, protégete a ti y a los tuyos, pero esto incluye a tu comunidad.  Ve lo mínimo al supermercado, enséñale a tus mayores cómo hacer las compras online para que se expongan menos, respeta las recomendaciones de las autoridades y no salgas de tu casa a menos que sea una emergencia.

Mucha calma que juntos, saldremos de esta y bien pronto con el favor de Dios. #QuedateEnCasa

Doreen Colondres es nuestra celebrity chef.  Latina, autora, una viajera incansable, graduada y certificada en cocina y vinos y fundadora de Vitis House. Síguela en las redes @Doreen Colondres y visítala en www.LaCocinaNoMuerde.com o adquiere su libro en Amazon o Itunes.