El USDA presiona para normalizar el suministro de carnes en los supermercados

Mientras que las principales cadenas de supermercados en todo el país están limitando la cantidad de carne que cada cliente puede comprar en la tienda, el Secretario del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) está presionando para que se normalice el suministro de carnes en las tiendas de comestibles, instando a que se reanuden rápidamente las operaciones en las plantas de procesamiento afectadas por brotes de coronavirus entre los trabajadores.

La cadena de suministro de carne de res, de cerdo y de pollo se ha visto seriamente afectada por los cierres de plantas procesadoras de carnes debido al gran número de trabajadores infectados por coronavirus. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hasta el pasado viernes 115 plantas de carne y aves de corral en 19 estados reportaron 4,913 empleados con coronavirus y 20 muertes.

Fiorucci Foods - Discover the Taste of Italy

Por su parte, Sonny Perdue, secretario del USDA, el martes en la noche envió cartas a los gobernadores y a los líderes de las compañías procesadoras de carnes, en las que establece las claras expectativas del USDA para que se implemente de la Orden Ejecutiva del presidente Donald Trump firmada la semana pasada.

La orden ejecutiva del Presidente ordena a las plantas a seguir la orientación de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) específica para la industria de procesamiento de carne para mantener en funcionamiento estas instalaciones críticas, mientras que se mantiene la seguridad de los trabajadores.

«El USDA espera que los funcionarios estatales y locales trabajen con estas instalaciones críticas de procesamiento de carne para mantener el estatus operacional y al mismo tiempo proteger la salud de sus empleados», dijo el Secretario Perdue. «Las instalaciones de procesamiento de carne son una infraestructura crítica y son esenciales para la seguridad nacional de nuestra nación. Mantener estas instalaciones en funcionamiento es fundamental para la cadena de suministro de carnes y esperamos que nuestros socios en todo el país trabajen con nosotros en este tema».

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

Mientras tanto, las cadenas de supermercados como Kroger, H-E-B, Albertsons, Wegmans, Costco y Sam’s, entre otros, han establecido límites en la cantidad de carne que pueden comprar sus clientes, para evitar una escasez de estos productos en sus tiendas, debido a la creciente demanda y a la reducción del suministro de carnes por los cierres de las plantas de procesamiento.

En una conferencia telefónica sobre las ganancias de Tyson Foods durante del segundo trimestre, el CEO de la compañía, Noel White, dijo que el procesamiento de carne de cerdo se ha reducido casi un 50%, afectando no solo a los consumidores sino también a los agricultores que tienen mercados limitados para su ganado.

En las cartas dirigidas a los gobernadores, Perdue dijo que el Departamento de Agricultura ordenó a las plantas de procesamiento de carne y aves de corral actualmente cerradas y sin un calendario claro para su reapertura a corto plazo, que presenten al USDA la documentación escrita de su protocolo, desarrollado en base a la guía de los CDC/OSHA, y que reanuden sus operaciones tan pronto como puedan después de aplicar los protocolos para la protección de los trabajadores.

A los líderes de las compañías procesadoras de carnes, Perdue los exhortó a cumplir con las guías para que puedan reanudar las operaciones en el menor tiempo posible, advirtiendo que se están estudiando otras medidas en virtud de la Orden Ejecutiva y la Ley de Producción de Defensa y se adoptarán si es necesario.

Por el momento, las cadenas de supermercados mantendrán temporalmente las restricciones en la venta de proteínas animales hasta que el proceso de suministro de carnes retorne a la normalidad.