La ley GROCER daría beneficio económico a trabajadores de supermercados

Los representantes Glenn ‘GT’ Thompson (PA-15) y Dwight Evans (PA-03) presentaron el proyecto de ley de ayuda a los empleados de tiendas de comestibles y de conveniencia, o “Ley GROCER”, que establecería una exención de impuestos federales para estos trabajadores que ganen menos de $75,000 anuales, desde el 15 de febrero hasta el 15 de junio.

Fiorucci Foods - Discover the Taste of Italy

El proyecto de ley también daría discreción al Departamento del Tesoro para extender este beneficio por tres meses adicionales.

El representante Thompson, republicano de Howard Township, explicó que los trabajadores de supermercados y tiendas de conveniencia están entre los héroes no reconocidos en la batalla contra el coronavirus (COVID-19) y han desempeñado un papel vital en la cadena nacional de suministro de alimentos.

«La Ley GROCER es una forma sencilla de decir ‘gracias’ a los hombres y mujeres que se ponen en primera línea, desinfectando, abasteciendo y sirviendo a las comunidades, al poner en sus cheques de pago un poco más del dinero que se han ganado con el esfuerzo de su trabajo», dijo Thompson.

El representante Evans, demócrata de Filadelfia, está copatrocinando el proyecto de ley porque también quiere reconocer a los empleados de supermercados y tiendas de conveniencia que trabajan en la primera línea, asegurándose de que la comunidad tenga los alimentos y otros suministros cruciales necesarios para superar esta pandemia.

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

«Esta exención bipartidista de cuatro meses del impuesto sobre la renta sería una forma de agradecer a estos trabajadores vitales y ayudarlos a satisfacer sus propias necesidades», dijo Evans.

La National Grocers Association expresó su apoyo a los esfuerzos de los representantes Thompson y Evans para reconocer a los trabajadores de primera línea, proporcionándoles un alivio fiscal por el tiempo que pasaron trabajando durante la pandemia COIV-19.

«Las tiendas de comestibles independientes son componentes integrales de las comunidades en todo Pennsylvania y Estados Unidos, proporcionando acceso a alimentos y suministros nutritivos durante este tiempo», dijo Molly Pfaffenroth, Directora de Relaciones Gubernamentales de la National Grocers Association.

Henry Armour, CEO de la Asociación Nacional de Tiendas de Conveniencia, también ofreció su respaldo al proyecto de Ley GROCER.

«Los asociados de las tiendas de conveniencia están, de hecho, en la primera línea de la crisis de COVID-19 en todas las comunidades del país, proporcionando los alimentos, el combustible y las necesidades requeridas por sus clientes. El alivio proporcionado por la Ley GROCER es una respuesta bienvenida a estos héroes que han seguido sirviendo a sus comunidades», dijo Armour.