truck drivers, conductores de camiones

Falta de conductores de camiones afecta a varias industrias

La escasez de conductores de camiones es un gran problema para la industria del transporte, incluida la industria alimentaria y minorista.

De acuerdo con un informe realizado por la American Trucking Association (ATA), en 2016, la industria de camiones tenía una escasez de aproximadamente 36,500 choferes, que bajó de 45,000 en 2015. Si la tendencia continúa, la carencia podría llegar a más de 174,000 para el año 2026.

La ATA menciona algunas razones por las que la industria está sufriendo de una falta de conductores de camiones, incluidos el estilo de vida, el género, la demografía y las regulaciones. Por ejemplo, muchos conductores están en la carretera por largos periodos de tiempo antes de regresar a sus hogares, convirtiendo el trabajo en un estilo de vida más que en una carrera. Es un estilo de vida que no todos están dispuestos a experimentar.

La edad también se ocupa de la escasez, ya que las generaciones más jóvenes están menos interesadas en manejar camiones y están eligiendo trabajos en los que pueden comenzar desde una edad más temprana, como las industrias minoristas, de construcción o de restaurantes de comida rápida.

El requisito de edad actual para conducir un camión con remolque a través de las líneas estatales es de 21 años. La edad promedio de los conductores de camiones en las carreteras es de 49 años y los conductores de flotillas privadas tienen una edad promedio de 52 años, según la ATA.

El informe de ATA menciona que el segmento de 18 a 20 años de edad tiene la tasa más alta de desempleo de todos los grupos de edad, sin embargo, es un grupo de edad que la industria de la conducción no puede alcanzar.

Amazon acelera su red privada de conductores

La falta de conductores de camiones ha impactado la cadena alimentaria

Las mujeres también rara vez trabajan manejando camiones, lo que representa el 6% de todos los conductores, según el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

La falta y el costo de la carga, específicamente la carga de camiones ha tenido un impacto en la cadena alimentaria. Los fabricantes de alimentos, incluidos Dean Foods, Tyson, Del Monte, Kellogg y U.S. Foods, han citado el aumento de los costos de transporte como un drenaje de las ganancias de este año, según Food Business News. La dificultad de asegurar el transporte de camiones afecta los envíos de productos terminados y los ingredientes entrantes.

Los precios del combustible también continuaron subiendo, con un promedio de precios de combustible diésel en la carretera por encima de $3 la mayor parte de 2018, con un promedio de $3.31 por galón a partir del 1 de octubre, un aumento de 52 centavos, o 19%, respecto al año anterior, según cálculos de la Administración de Información del departamento de Energía.

Según Bloomberg, muchas empresas han intentado aumentar el salario para obtener más conductores, como el minorista Walmart, que ofreció bonos por referencia de $1,500, lo que redujo el proceso de “incorporación” de 70 a 30 días y la publicación de anuncios de televisión.

Acerca de Kimberly Olivera

mm
Coordinadora Bilingüe de Medios Sociales de la Revista Abasto. Graduada con un Bachillerato de Ciencias en Periodismo, Kimberly es también fotógrafa y escritora independiente.

Lea También

Fish fraud - fraude

Investigan en NY fraude en el tipo de pescado que venden en las tiendas

“Algo huele mal en los mostradores de venta de pescado en los supermercados”, advirtió la …

Deja un comentario

X