El éxito del brócoli mexicano en EEUU

Todos recordamos cuando nuestras mamás y abuelitas nos decían que comiendo brócoli creceríamos fuertes y sanos, y efectivamente, esta verdura ofrece muchos beneficios a nuestra salud.

Es importante señalar que el brócoli es mejor cuando se come crudo, porque la preparación y cocción destruye algunos de sus antioxidantes. El brócoli contiene dos veces la cantidad de vitamina C de una naranja, casi la misma cantidad de calcio que la leche entera (con una mejor tasa de absorción), y también contiene propiedades anticancerígenas y antivirales por su contenido de selenio.

Boss Revolution Calling Service

Además, algunos estudios muestran que el consumo de tres a cinco porciones (una porción es equivalente a una taza de brócoli crudo) a la semana es suficiente para lograr efectos de prevención de enfermedades, en particular de cáncer, a diferencia de otros alimentos de los cuales se requiere consumir cantidades mucho más altas.

En la última década el volumen de brócoli comercializado en Estados Unidos ha pasado de 956 millones de libras en 2010, a 1,160 millones de libras, lo que representa un aumento del consumo del 21.5%. México es la región que más ha aumentado su producción en este periodo de tiempo, mientras que California disminuyó su producción un 25% en este mismo periodo de tiempo.

En 2010, México suministraba el 27% del brócoli que se comercializaba en EEUU, mientras que en 2019 EEUU importó desde México el 47% del brócoli consumido en el país. De 2013 a 2019, México aumentó la exportación de brócoli un 44.81% viéndose principalmente un aumento en los meses de febrero a junio, lo cual se puede apreciar en la siguiente gráfica:

Este aumento en el volumen de brócoli ha traído consigo una disminución en el precio que se paga en la frontera por este producto en los últimos años. En 2017, el precio del brócoli mexicano en la frontera con McAllen superó los $30 en algunos puntos de la temporada, mientras que en 2018 se mantuvo la mayor parte del tiempo entre los $10 y $20, superando en algunos lapsos de tiempo los $20.

Artículo Relacionado: Impacto hispano en la industria de frutas y verduras en EEUU

En 2019, el precio se mantuvo en promedio entre los $10 y $15 en promedio y no superó en ningún momento la barrera de los $20, además de haber alcanzado precios mínimos de $5 y $6 a finales del mes de enero e inicio de febrero.

Por otro lado, durante los últimos cinco años ha aumentado el precio que el consumidor paga en los supermercados por una libra de brócoli. En 2015, a nivel nacional el precio máximo que se pagó fue de $1.77 mientras que el mínimo fue de $1.25.

En cambio, en 2019 el precio máximo fue de $1.87, lo cual significó un aumento del 5.6% y el precio mínimo fue de $1.40, que se traduce en un aumento del 12%.

Seguramente en esta nueva década seguiremos viendo cambios en el comportamiento de este producto, que muy posiblemente se seguirá manteniendo entre los preferidos de nuestros consumidores.

Artículo cortesía de www.agtechtools.com