COVID-19: Cómo el uso de la tecnología creció exponencialmente

Después de que tuvimos que frenar en seco muchos aspectos de nuestras vidas, una de estas mañanas me sorprendí al ver una escena que seguramente se está viendo en muchos otros hogares en todo el mundo, todos estamos volcándonos al uso de la tecnología: mi esposa que es maestra de escuela, dando su clase online vía Zoom; mi hija conectada online asistiendo a sus clases de High School; y yo usando mi laptop para hacer compras online de alimentos. Parece ser que esta será nuestra nueva realidad por un tiempo.

¿Cuántas personas que nunca han sido “amigas” del uso de la tecnología moderna de comunicación ni usuarios de rutina del internet de repente están programando video conferencias desde sus laptops?  Seguramente miles o millones de personas.

GPS Boing

Dada esta nueva realidad de estar encerrados por un tiempo indefinido para proteger la salud, la pregunta que surge para los que observamos cuidadosamente la industria de productos de consumo masivo y los supermercados es: ¿Qué estará pasando con la compra online de los productos de supermercados de alimentos?

Dado este entorno retador, se espera que los consumidores puedan tener mayores motivaciones y menos barreras percibidas para buscar de manera más activa soluciones habilitadas con el uso de la tecnología para ayudar en tareas cotidianas como las compras.

Para algunos consumidores, esto puede ser un comportamiento totalmente nuevo (como comprar alimentos en línea por primera vez), mientras que para otros esto puede significar un mayor uso en línea o la incorporación de nuevas tecnologías, herramientas y software.

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

«No hay duda de que los consumidores que utilizan tecnologías para mantenerse informados y proteger su salud pueden infundir confianza en un periodo estresante y este puede ser el catalizador imprevisto para afirmar una adopción más amplia y a largo plazo de plataformas y soluciones tecnológicas», dijo Nicole Corbett, Director de Inteligencia de Nielsen.

Compras online impulsadas por limitaciones para ir a las tiendas

En un estudio reciente de Nielsen en los países que han sido impactados fuertemente por el coronavirus, se observó los siguientes crecimientos de las ventas online de productos de consumo masivo: Francia 87%, Italia 82%, España 62% y Australia 45%. En cada caso se comparó las ventas de una sola semana de febrero o marzo de 2020 versus la misma semana de 2019.

En Francia, España y Australia, donde la penetración de las compras en línea de productos alimenticios anteriormente ha sido menor, ahora también muestran aumentos considerables en esta área, una clara señal de que las compras minoristas en línea están comenzando a generar beneficios que cambian la vida de los consumidores.

En los principales mercados de comercio electrónico, Corea del Sur y China, las compras de bienes de consumo en línea han tenido una fuerte presencia durante un tiempo y ya están arraigadas como un hábito de compras regular, si no preferido, para una gran proporción de consumidores.

A medida que se extendió el brote reciente, los consumidores mayores y menos aventureros también comenzaron a aventurarse en línea, dando la bienvenida a la seguridad y la conveniencia de que la tecnología puede proporcionar en medio de restricciones de movimiento y mayor precaución.

¿Qué significan estos indicadores para nuestra industria del supermercadismo en EEUU? Las compras en línea de productos de bienes de consumo ya han mostrado crecimientos ascendentes desde hace varios años.

El impacto del COVID-19 seguramente hará que el crecimiento de ventas en línea y el e-commerce sea más notable. Además, todo indica que los efectos de esta pandémica tendrán secuelas no por meses sino por años.  Los minoristas deberán abordar rápidamente las principales barreras o dudas que los no usuarios han expresado en el pasado, ya sean garantías de frescura o entrega gratuita.   

Así no nos guste, el COVID-19 acaba de transformar nuestro mundo. Para nuestra industria queda claro, se aceleró la importancia del uso de la tecnología y haciendo indispensable el componente de ventas en línea para siempre.