Makeover en tu cocina y tu figura

Hay días en que me pongo nostálgica y pienso que la hora de cocinar ha sido devaluada y la hora de sentarse a comer, ha pasado de ser sagrada, a ignorada. En mi libro La Cocina No Muerde escribí “¿quién dijo que comer rápido y barato era de gente astuta, si sólo nos llena de libras y enfermedades?”.

Neosol Hispanic Marketing and Promotions

Cuando me preguntan cómo lo hago, siempre digo: «soy una fiel creyente del refrán: somos lo que comemos”.

Y es que lo que comemos y bebemos tiene un impacto directo con la forma en que nos sentimos y nos vemos. Nuestro ánimo, agilidad, sueño y obviamente la salud, se afectan directamente. La obesidad es un problema físico, mental, emocional y no se puede ignorar, o nos regalará poca vida o nos traerá otras condiciones como la diabetes, por mencionar una.

Recuerdo dos técnicas con las que me criaron: comer fuera pocas veces y sólo en buenos restaurantes y no comer carne todos los días para que el presupuesto diera para comprar mejor calidad otros días de la semana.

Entiende que es como una receta y que tiene que estar balanceada. Este cambio que buscas empieza desde analizar lo que compras para llevar a tu cocina, hasta lo que comes en la calle.

La receta para comer más saludable

  • Elimina todo lo procesado, no compres comida lista por libra, enlatada, congelada o de caja.
  • Consume más aceite de oliva que mantequilla.
  • Cocina más en casa y evita comer en restaurantes con un menú extenso. Lo aprendido sobre lo que nos sirven afuera, me ha cambiado la vida. Quiérete más y come mejor.
  • Opta por sopas y salsas sin crema, al menos cuando cenes fuera de casa.
  • Elimina las salsas de pote, prepáralas en casa aunque sea con un buen tomate de conserva.
  • No comas alto en sal y deja lo frito y los dulces para una vez por semana.
  • Compra más vegetales frescos. Un día los haces asados, otros al sartén, en sopa, ensalada y hasta en guisos, quinoa, pasta o arroces y compra los de temporada que son más económicos y sabrosos. Y trata recetas nuevas cada semana.
  • Agrega más hierbas frescas, especias e ingredientes como el ajo y el gengibre que aportan sabor y nos sacan de la rutina.
  • Lee las etiquetas y compra buena calidad de proteínas.
  • Compra todo lo más natural posible y si es algo que viene con sabor, por ejemplo un yogurt, agrega tú mismo la fruta en casa.
  • Toma agua, mucha agua. Y si eres como yo, que soy amante del vino y el tequila, recuerda tomar mucha agua mientras disfrutas de ellos. Así te hidratas bien y vas limpiando tu sistema. Evita los cocteles que tienen azúcares y jugos procesados.
  • Haz ejercicio unas 3 veces por semana como mínimo y ponte nuevas metas todos los días.

El Guru para tus compras de alimentos

En fin, llena ese lugar sagrado que se llama la cocina con ingredientes que comprarían nuestras abuelas. Lleva una lonchera saludable a la escuela o el trabajo, cuida lo más valioso que tienes, tu vida. Y no te rindas, como dice la canción, despacito. Lo importante es que hoy decidas cambiar tu vida pues “somos lo que comemos”.

Doreen Colondres es celebrity chef. Autora del libro La Cocina No Muerde. Síguela en Facebook e Instagram @DoreenColondres y visita www.LaCocinaNoMuerde.com , www.TheKitchenDoesntBite.com o adquiere su libro en Amazon o Itunes.

Deja un comentario