Sysco dona 30 millones de comidas en respuesta a la crisis del COVID-19

Sysco anunció que desde mediados de marzo ha donado 30 millones de comidas en ocho países, como parte de su estrategia de respuesta comunitaria a la pandemia del COVID-19. Estas donaciones se valoraron en más de $100 millones e incluyeron casi 16 millones de libras de productos frescos y aproximadamente seis millones de libras de productos lácteos frescos.

Neosol Hispanic Marketing and Promotions

Según informó la empresa distribuidora de alimentos, con millones de personas en todo el mundo buscando asistencia alimentaria, Sysco trabajó estrechamente con proveedores, clientes y entidades gubernamentales, junto con socios clave como Feeding America en EEUU, Second Harvest en Canadá, FareShare en el Reino Unido y FoodCloud en Irlanda, entre otros, para distribuir alimentos a quienes más los necesitan.

«Cuando la pandemia redujo la demanda de restaurantes y otros establecimientos de comida fuera del hogar en todo el mundo, los asociados de Sysco actuaron rápidamente para redirigir millones de cajas de alimentos a organizaciones locales dedicadas a hacer llegar alimentos nutritivos a las manos de los necesitados», dijo Neil Russell, vicepresidente de asuntos corporativos de Sysco. «Este esfuerzo masivo demuestra un extraordinario nivel de asociación, agilidad y compasión por parte de nuestros asociados globales en respuesta a la crisis del COVID-19».

Además de proporcionar alimentos, la estrategia integral de respuesta comunitaria de Sysco tenía por objeto ayudar a atender un amplio conjunto de otras necesidades que se planteaban en los esfuerzos de redistribución de alimentos, entre ellas la entrega directa a los bancos de alimentos y otras organizaciones de socorro contra el hambre, el préstamo de camiones refrigerados y espacio de almacenamiento de instalaciones para aumentar la capacidad de distribución local de alimentos, y la prestación de apoyo voluntario y de personal para los esfuerzos de distribución móvil.

Artículo Relacionado: Objetivos de Sysco: Diversidad, sostenibilidad y productos saludables

Según dijo la compañía, mediante donaciones de alimentos y estos otros esfuerzos, Sysco apoyó a más de 900 organizaciones comunitarias en sus esfuerzos por hacer frente al hambre y la inseguridad alimentaria.

Sysco también donó $150,000 a No Kid Hungry a través de su campaña Take Out To Give Back, un programa que puso en marcha un grupo en las redes sociales para apoyar a los restaurantes locales durante el COVID-19, a la vez que generaba conciencia sobre el hambre infantil.

La campaña animó a los comensales a apoyar a los restaurantes locales pidiendo comidas para llevar y a domicilio en todo el país y fuera de él.

Por cada foto de la comida pedida a domicilio subida a las redes sociales y etiquetada con #TakeOutToGiveBack, Sysco donó 50 centavos a No Kid Hungry, ayudando a asegurar que las comidas nutritivas lleguen a los niños necesitados, dijo la compañía. No Kid Hungry es una campaña dirigida por Share Our Strength, una organización sin fines de lucro que trabaja para resolver los problemas del hambre y la pobreza en EEUU y en todo el mundo.