El estado de la economía en 2020: moderado optimismo de consumidores

Los consumidores estadounidenses enfrentan un año polarizado por la política. Desde los procedimientos de juicio político hasta las elecciones presidenciales, las emociones son altas, pero el desempleo es bajo y eso parece ser el salvavidas de la economía a medida que avanzamos en el año 2020.

Ahora en su quinto año, nuestro informe anual de opinión del consumidor, ThinkNow Pulse™, proporciona información sobre cómo se sienten los estadounidenses sobre el estado de la economía, su impacto en los ingresos de sus hogares y cómo el clima político influye en su perspectiva económica.

Comercio Competitivo - Vision 2020 Retail Big Show

Comparamos los datos de este año con los de años anteriores y encontramos cambios interesantes en el sentimiento entre los principales grupos demográficos.

Perspectiva económica sin movimiento

Mientras que más personas, en general, creen que la economía está creciendo, la proporción de estadounidenses que esperan que la economía sea mejor que hace un año, es estadísticamente inerte. Del mismo modo, más estadounidenses que el año pasado no esperan cambios en sus finanzas en los próximos meses.

El ingreso familiar mejoró para un tercio de los estadounidenses el año pasado, pero al igual que muchos consumidores declararon que el ingreso de su hogar se mantuvo igual.

En los últimos cinco años, los ingresos alcanzaron su punto máximo en 2016, pero experimentaron una fuerte disminución en 2017, tal vez como resultado del cambio en la administración presidencial, cuando surgió la incertidumbre. A medida que las cosas se calmaron en años posteriores, la perspectiva de los ingresos familiares se recuperó.

la economía

Treinta y nueve por ciento de los blancos no hispanos informan que el ingreso familiar mejoró desde hace un año. Los hispanos, sin embargo, vieron el aumento más significativo en los ingresos durante el año pasado.

Pero, el 50% de los asiático-americanos informaron que los ingresos de su hogar se mantuvieron estables. Sin embargo, esto no es inusual, ya que aproximadamente la mitad de los asiático-americanos han informado que no vieron cambios en el ingreso familiar durante cuatro de los últimos cinco años y son menos optimistas sobre las finanzas de su hogar este año que cualquier otra cohorte.

la economía

Los blancos no hispanos son menos optimistas que en el año 2018 sobre la dirección de sus finanzas en 2019, y la mayoría informa que esperan que sus finanzas se mantengan estables en 2020.

Bajo desempleo

Casi el 60% de los estadounidenses informa que no experimentó ninguna pérdida relacionada con el trabajo el año pasado, incluida la pérdida de empleo, la reducción de horas de trabajo o la reducción de salarios. Sin embargo, si bien el desempleo ronda el 3.7%, es muy probable que las minorías hayan perdido un trabajo o experimentado una disminución en las horas de trabajo durante el año pasado.

Artículo Relacionado: Le dimos un vistazo al futuro y es multicultural

Sin embargo, el 58% de los estadounidenses cree que la economía de Estados Unidos está creciendo, el porcentaje más alto en cinco años.

Clima político

Antes de la temporada de elecciones, la temperatura de los votantes estadounidenses encabeza la lista de prioridades de campaña, para el titular y quien vaya a ser su oponente. Nuestro estudio muestra que el índice de aprobación del presidente Trump es del 39% entre los votantes estadounidenses.

Por lo general, cuanto más positivo es el sentimiento del consumidor, mayor es el índice de aprobación del Presidente. Sin embargo, casi la mitad del mercado total desaprueba el trabajo que está haciendo el presidente Trump. Como se esperaba, aquellos que aprueban al mandatario tienen una perspectiva significativamente más positiva sobre la economía.

Hispanos más optimistas

En general, el sentimiento positivo es más alto entre los hispanos. Esperan ver un aumento en los ingresos de los hogares este año y mantener una perspectiva más positiva de la economía en general. Y el clima político actual tiene un impacto positivo en su perspectiva personal, a pesar de encaminarse a una polémica temporada electoral.

Cautelosamente optimistas

Mientras que más estadounidenses creen que la economía está creciendo, los consumidores, en general, no están convencidos de que el crecimiento se traducirá en más dólares para sus hogares.

Vemos que este punto de vista conservador se desarrolla en todo el mercado total con pocos cambios en las perspectivas financieras en los últimos cinco años. Pero una micro visión de los datos expone grietas en esta resolución, revelando una base hispana energizada y menos pesimismo entre los afroamericanos.