Disciplina es la clave del éxito: 7 consejos para alcanzarla

¿Quieres saber cuál es la clave del éxito?

GPS Boing

De todos los ingredientes necesarios para el éxito – como el talento, la perseverancia, el esfuerzo, la imaginación, las relaciones– quizás, la más importante es la DISCIPLINA.

Esto es cumplir con lo que dices o piensas que vas a hacer para obtener o hacer algo sin importar si tienes o no deseos de llevarla a cabo.

Sin disciplina, el ahorro, el bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicios – en fin, cualquier meta, por sencilla que sea– se vuelve difícil y en ocasiones imposible.


¿Qué es el éxito?

Antes de hablar de la clave del éxito es importante saber que es el éxito, ya que este suele ser un concepto muy personal.  

Para algunos el éxito será libertad financiera, dinero y bienes materiales. Otras personas valorarán más su familia, vida personal en equilibrio y una relación de pareja sólida y estable. Muchos otros piensan que el éxito es triunfar en sus trabajos, ser reconocidos y tener talento.

Definir el éxito suele ser complicado, porque no todos tienen la misma idea de lo que es el éxito. Sin embargo, podemos decir que el éxito es lograr cada meta que te propongas indiferentemente cual sea.

La palabra éxito proviene del latín exitus, que significa salida. Lo que hace alusión a asuntos que terminan felizmente.

Pese a lo anterior, el éxito al igual que la felicidad no es el final del viaje, ni la meta. El éxito y la felicidad pueden ser el camino que transites a diario. Todos los días se puede ser exitoso y feliz, sobre todo si descubres la clave del éxito.

La clave del éxito

Mucho se ha escrito y hablado acerca del éxito, pero nadie ha dado de lleno con la clave del éxito, porque realmente no se trata sólo de un consejo maestro que te ayudará a conseguir todo lo que deseas. No, la clave del éxito es un compendio de actitudes y acciones que te permiten ser más eficiente en todo lo que hagas.

Tú puedes lograr el éxito, si atiendes ciertos aspectos de tu actitud y accionar. Hablemos a continuación de estas pautas únicas para alcanzar tus metas, no sólo monetarias, sino personales y profesionales.

Clave del éxito: Pautas primordiales

Hay mucha literatura y opiniones al respecto de cómo lograr metas y la clave del éxito, gran parte de lo que consigues por internet es información condescendiente y llena de florituras innecesarias, como: “si haces lo que amas siempre tendrás éxito” la verdad es que, la pasión es importante, pero tienes que estar dispuesto a esforzarte y dar todo de ti para triunfar. No hay atajos hacia el éxito, no obstante puedes trabajar menos si lo haces de manera inteligente.

Por lo anterior, cada punto tratado a continuación es una clave del éxito que debes poner en práctica sabiendo que quizás el camino no esté exento de espinas, pero puede lograr todo lo que te propongas de eso no hay duda…

Primera clave del éxito: Conócete y cree en ti

Las personas con más éxito en el mundo tienen un punto en común: tenían una idea y creyeron en ella hasta el final. Esta es una forma de confiar en las habilidades personales y es muy importante si quieres tener éxito.

Si tú no crees en ti mismo nadie lo hará, pero te preguntarás: ¿Cómo confiar en mí mismo y mis ideas, como tener autoestima y sentir que todo lo que me proponga puedo lograrlo? Fácil: preparándote, estudiando, tratando de ser mejor cada día.

Para lo anterior hace falta un elemento: conocerte. Si, saber quién eres y cuáles son tus limitaciones te permitirá saber dónde debes trabajar y como mejorar.

¿Quieres tener éxito? Conócete, supérate y confía en ti siempre. Sí crees que puedes, sin duda alguna lo lograrás.

Segunda clave del éxito: Define tus objetivos y ve por ellos

Una clave del éxito importante es: define tu objetivo y enfócate. Esto parece muy simple, pero realmente no lo es.

Muchas personas viven su vida viendo a otros y pensando: “si tuviera el automóvil de fulanito sería muy feliz”, “Esa chica parece muy exitosa quiero un novio como el de ella”, pero realmente no saben si esas personas son felices con sus posesiones y relaciones interpersonales. Si quieres tener éxito debes sincerarte contigo mismo y preguntarte: ¿Qué me haría feliz? ¿Qué sueño debo cumplir para sentirme pleno?

Cuando tengas en claro tu objetivo debes enfocarte en este, no se vale tener sueños y no luchar por ellos. Asimismo, es importante que recuerdes que el éxito no es sólo la meta, también debe ser el camino; tu transitar hacia los objetivos trazados debe darte felicidad.

No sabes lo que quieres aun, hazte de pequeñas metas y cúmplelas a tu ritmo. No te compares con nadie cada proceso es individual.

Por todo lo anterior, la primera clave del éxito es primordial: debes conocerte y saber lo que quieres, una vez que lo hagas seguir hacia la segunda clave del éxito y trazar objetivos será muy fácil.

Tercera clave del éxito: Insiste, no te rindas nunca

Algunas personas ven el éxito desde fuera y piensan: “qué fácil es”, pero cuando lo intentan descubren que no es así, que se requiere: trabajo, disciplina, fe, constancia, dedicación, estudio y puede ocurrir que teniendo todas las anteriores no logres la meta.

Pese a lo anterior, no hay fracasos, son enseñanzas y experiencias. Cada batalla perdida enseña algo si prestas atención.

No te puedes rendir a la primera derrota, cada caída sólo es un impulso para hacer las cosas mejor. Nunca dejes de insistir, hazlo siempre. Tienes que persistir, nunca sabes cuándo será exitoso el resultado.

Tu potencial es infinito, nunca se te concede un sueño sin tener la capacidad de hacerlo realidad. Cada vez que pienses en rendirte recuerda la siguiente anécdota:

Los elefantes son unos de los animales más fuertes e impresionantes de la naturaleza, te preguntarás: como en el circo son amaestrados y no intentan escapar. Estas increíbles creaturas desde muy pequeñas son atadas a una estaca con una soga, ellos luchan por días, semanas y meses para liberarse y no lo consiguen. Pasado un tiempo el animal se rinde ante la estaca de madera y la débil soga.

El elefante crece hasta ser un formidable animal poderoso, que piensa que la estaca es más fuerte que él y jamás vuelve a intentar escapar. Los pobres desconocen su potencial y no saben que el próximo intento los llevará al éxito.

No seas un formidable ser humano lleno de miedo y resignación, sigue intentándolo, pero hazlo preparándote cada día; ya que el éxito requiere de estudio y preparación.

Sí, este próximo intento puede ser el que te lleve al éxito, insiste, persiste hasta que lo logres…

¿Cual es la clave del éxito?

Te comparto las seis claves del éxito de las personas que cambiaron el mundo.

La disciplina es la clave del éxito: 7 pasos a seguir

1. Establece la meta

Establece, escribe en qué áreas de tu vida requieres disciplina, como la dieta, las finanzas, relaciones interpersonales, etc. Cuáles son las consecuencias de tu indisciplina: el sobrepeso, los problemas de salud, los apuros económicos, los conflictos familiares. Piensa en cómo estos afectan tu vida, robándote felicidad y paz mental. Ahora visualiza –con lujo de detalles– cómo sería tu vida sin esos problemas.

2. Escríbela en algún lado

Anota qué pasos debes dar para comportarte de una manera disciplinada en esa área. Por ejemplo: “Debo crear un presupuesto de mis gastos mensuales y separar un día de la semana para hacer los pagos y conciliar la cuenta de cheques”.

3. Crea tu plan

Crea tu “Plan de Acción”. Este consiste en un paso a paso de cómo actuarás de ahora en adelante en esa área de tu vida. Es importante que no te extralimites al comienzo; sé realista. Si hasta ahora no logras ejercitarte más de una vez al mes, no propongas hacer una hora de ejercicios aeróbicos todos los días. Tus metas deben ser accesibles y alcanzables, para ir construyendo sobre ellas. La disciplina es como un músculo que debes ejercitar día a día para que tu mente y cuerpo vayan fortaleciéndose.

Relacionada: 5 Consejos para mantener la motivación

4. Controla adicciones

Aprende a controlar la adicción a la gratificación instantánea, que es la gran enemiga de la disciplina. “Es muy temprano; comenzaré la dieta después”; total… “un dulce no va a arruinar mi dieta”; “esta oferta es demasiado buena para dejarla pasar»; «el mes que viene empiezo a hacer ejercicio”. Todas estas excusas corroen tu resolución y te alejan de tus metas.

5. Sigue el plan

Sigue el plan durante 48 días consecutivos, que es la cantidad de tiempo que toma fi jar un hábito, de acuerdo con los expertos. Si fallas antes de las cuatro semanas, no te preocupes, comienza nuevamente. Recuerda que estás trabajando en rehacer o forjar un hábito.

6. Sé positivo

Escucha sólo tu voz positiva. Si nunca conseguiste mantenerte en la dieta o dentro de tu presupuesto, quizás hay dentro de ti una voz negativa que a cada rato te lo recuerda o que te hace creer que el fracaso es inevitable. Reconoce esa voz y recuerda que es sólo un pensamiento en tu cabeza que te desmotiva y trata de llevarte a la zona de confort.

7. Dále seguimiento

Lleva un diario donde apunta tu progreso. Es importante que veas cualquier desviación de tus planes como una zona de oportunidad que requiere atención, no como una derrota. Si te comes un dulce, esto no quiere decir que tu dieta está arruinada para siempre; acepta el fallo y vuelve al plan inmediatamente. Como dicen los japoneses: “Si te caes siete veces, levántate ocho”. A fin de cuentas, la disciplina no es otra cosa que la consistencia.

No hay atajos, tu puedes lograr lo que te propongas, pero debes enfocarte en ello con todo tu ser. Hay personas que intentarán sabotearte, quizás las circunstancia no sean las mejores, pero donde hay fe y trabajo duro siempre habrá éxito…

Deja un comentario