food - culture - cultura

La comida hispana: generadora de negocios y pilar de la cultura latina

En el área metropolitana de Washington D.C., que incluye Maryland y Virginia, viven numerosas comunidades hispanas, principalmente de países como El Salvador, Guatemala, Honduras y México. Cada una de ellas tiene una marcada influencia en la cultura culinaria de los condados donde viven. Su influencia en la zona está presente no solo en restaurantes, camiones de comida, chefs en programas de televisión, sino también cada vez más, con tiendas de comestibles que se han convertido en grandes supermercados. Todos estos hechos están expandiendo el mercado y la diversidad culinaria de los latinos y la población estadounidense que viven en esta región.

¿Qué significa la comida para los latinos? La comida es el centro de la familia, el foco de la cultura. Es la manera en que las madres dicen: “¡Te amo y he preparado esto con mis manos para verte crecer!” La comida está ligada a las tradiciones familiares y se expresa en frases de uso común en muchas culturas latinas como “el amor entra por la cocina”.

Las recetas familiares a menudo pasan de generación en generación. La comida permite mostrar su afecto cocinando para un ser querido cuando está enfermo o preparando una comida especial para alguien a quien quieren mimar.

Poder disfrutar de comidas tradicionales y mantener las costumbres es mucho más que poder comprar los productos en EEUU, así se garantiza la capacidad de transmitir la cultura de una generación a la siguiente.

Tener acceso a productos de nuestros países en EEUU es tan importante porque nos conecta emocionalmente con nuestros países y orígenes. Tener acceso a comidas tradicionales en un nuevo país es como tener un pedazo del lugar de donde usted salió. Los productos nostálgicos, especialmente, tienen mucha demanda porque recuerdan momentos felices cuando vivía en su país de origen con su familia.

Sin esta nostalgia y los recuerdos, nos sentiríamos aislados en nuestros nuevos hogares, tanto en nuestras emociones como en el paladar.

Gente de todo el mundo vive en el área metropolitana del D.C., en la que se encuentran cuatro de las diez ciudades más diversas en Estados Unidos, de acuerdo con la Encuesta 2018 de WalletHub. La demanda por la comida hispana existe incluso fuera de la comunidad latina. Por ejemplo, los millennials están abiertos a experimentar la cocina internacional, se podría decir que quieren conocer la cultura del mundo a través de sus estómagos. Sin embargo, también son consumidores inteligentes y altamente selectivos.

Mujeres latinas cada vez más influyentes en la industria de alimentos

Para las empresas que venden productos alimenticios, el área metropolitana de Washington es un mercado muy atractivo. Los que están en la industria necesitan esforzarse más para establecer productos atractivos y comercializarlos no sólo entre la comunidad latina, sino de manera general en al área metropolitana del D.C.

Si trabaja en la industria de alimentos y no le está vendiendo al mercado hispano, está perdiendo dinero. Según DATA USA, el porcentaje más alto de personas que viven en el D.C. que no son estadounidenses nativos, son de El Salvador.

El mercado latino es leal a las marcas y es un grupo demográfico en crecimiento en EEUU. Para interactuar con el mercado latino, debe comprender su diversidad, su cultura y preparar una estrategia de marketing específica que dependa de objetivos específicos, que se basarán en áreas geográficas, publicidad, empaque de productos y puntos de venta.

Escrito con la participación de Grier Melick.

Acerca de Marisela Villamil

mm
La Sra. Villamil se ha desempeñado como Coordinadora de Marketing y Capacitación, así como Consejera de Negocios en la Región Capital del Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas de Maryland, Universidad de Maryland. Ella ha sido consejera comercial y se ha enfocado en la comunidad empresarial hispana por más de 11 años. Durante su tiempo en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas de Maryland, la Sra. Villamil ha guiado a clientes a través de la apertura de nuevos negocios, los ayudó a adquirir una serie de préstamos, los ayudó a expandir sus negocios, los ayudó a aumentar su cantidad de empleados calificados y asesoró a los clientes en navegar con éxito en el mundo de los negocios. La educación de la Sra. Villamil incluye un Licenciatura en Ciencias y una Maestría en Ciencias en Finanzas de la Universidad de La Habana, en Cuba. También tiene una Maestría en Administración de Investigación y Economía de México, y una Maestría en Pedagogía-Educación de la Universidad del Pacífico en Paraguay. La Sra. Villamil ha escrito dos libros y ha desarrollado materiales educativos, incluidos currículos para proyectos con el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unión Europea.

Lea También

retail hispano

Aplicando la comunicación omnicanal en el retail hispano

Llamamos omnicanal a la comunicación que establecemos con los clientes a través de todas nuestras …

Deja un comentario

X