Cómo reaccionan los supermercados a la crisis del coronavirus

Todos los supermercados tienen su misión clara de servir a la comunidad. Pero el coronavirus puso a prueba su capacidad de respuesta a unos niveles nunca antes vistos, como los procedimientos para la estandarización de limpieza, los hábitos de higiene de sus empleados, su nivel de inventarios y su reabastecimiento continuo con una demanda sin precedentes.

Neosol Hispanic Marketing and Promotions

Frente a esta realidad, algunas cadenas de supermercados se están viendo más afectadas que otras, en especial las tiendas que están ubicadas en zonas con mayor densidad de población, donde se registra una mayor escasez de productos como resultado de las compras de pánico, “stockpilling”.

Para asegurar la estabilidad de la cadena de suministro de comestibles, ejecutivos de 30 de las principales cadenas minoristas en EEUU participaron en una conferencia telefónica con el presidente Donald Trump, en la que explicaron las medidas que están tomando para controlar la escasez de productos en los estantes y la higiene de sus establecimientos.

«Las cadenas de suministro en Estados Unidos son fuertes y es innecesario que el público americano acapare los productos esenciales», dijo el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere.

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

Algunas de las medidas preventivas y acciones que están implementando las principales cadenas de supermercados en Estados Unidos para mitigar riesgos y la escasez de productos son:

  • Para evitar contagios entre los sectores poblacionales más vulnerables, establecer horarios para las personas mayores de edad y con discapacidad.
  • Reducir los horarios de compra, para que los empleados puedan reabastecer y limpiar las tiendas.
  • Reforzar estándares de limpieza y sanidad de dos veces al día, a cada cuatro horas.
  • Suspender las demostraciones de productos en la tienda.
  • Resguardar la salud de sus empleados con guantes, gel de alcohol, jabón, máscaras, toallitas y guantes para el personal.
  • Limitar las cantidades de compra de productos sanitarios y de limpieza por comprador.
  • Buscar apoyo en centros de salud local y estatal en caso de alguna infección del virus dentro del supermercado, para solicitar lo que se denominan “limpieza en grado hospitalario”, con germicidas para pisos, áreas comunes y puntos de contacto. En algunos casos control de calidad del aire y seguir los protocolos de enfermedades contagiosas.
  • Hacer transferencias de inventario entre tiendas de la misma empresa para asegurar el reabastecimiento y mantener el nivel de los inventarios.
  • Promover la venta de productos en línea, con inventarios en tiempo real, en especial en las tiendas de alto tráfico.
Para evitar el pánico en las compras, los supermercados están limitando las cantidades de algunos artículos que los consumidores pueden comprar.

Mientras, las empresas de manufactura se están enfocando en producir a su máxima capacidad y activar planes de contingencia y lineamientos para no interrumpir el abastecimiento, otras están mostrando solidaridad suspendiendo comisiones de ventas en los despachos a domicilio.

Claro que siempre está el comprador especulador, que está comprando para revender y hacer negocio en la escasez, vendiendo en el mercado informal que existe en el comercio electrónico. Las autoridades estatales están tomando medidas para evitar la especulación, prohibiendo el incremento de los precios de productos de primera necesidad.

Esta crisis también es una oportunidad para educar al consumidor, despertar conciencia con campañas de solidaridad, y dar recomendaciones a los clientes tales como:

  • Evitar ir al supermercado con personas mayores o niños.
  • Procurar que un solo miembro familiar vaya a hacer las compras.
  • Mantener la distancia personal a más de 3 pies.
  • Taparse la boca con el brazo si tose o estornuda.
  • Preferiblemente pagar con tarjeta débito o de crédito.

Los supermercados deben apoyar a la salud pública local para contener la pandemia del coronavirus tomando medidas preventivas y correctivas, educando a los empleados, y mostrando solidaridad con sus clientes con iniciativas tales como, envíos gratis a domicilio, recomendaciones y comunicación constante.  

Si quiere conocer más acerca de las medidas para la prevención, y cómo hacer un plan de acción para mitigar el riesgo del coronavirus puede escribirnos a [email protected].