Tyson reporta 570 casos de COVID-19 en planta procesadora de pollos en NC

Tyson Foods anunció los resultados de las pruebas de COVID-19 en su planta procesadora de pollos de Wilkesboro, Carolina del Norte. De los 2,244 empleados y contratistas que trabajan en la instalación y que fueron examinados, 570 dieron positivo, la mayoría de los cuales no mostraron ningún síntoma y de otra manera no habrían sido identificados.

ASG (Associated Supermarket Group)

Según la empresa, el total comprende 237 personas que se hicieron la prueba en el Departamento de Salud o cuando buscaban atención médica a través de sus propios proveedores de atención médica y otras 2,007 personas que se hicieron la prueba en la planta, del 6 al 9 de mayo.

Tyson dijo que los trabajadores que han dado positivo están con licencia pagada y pueden regresar al trabajo sólo cuando hayan cumplido con los criterios establecidos tanto por el CDC como por Tyson.

La producción ha comenzado a aumentar en las instalaciones, donde las operaciones se limitaron el 14 de mayo para llevar a cabo una limpieza profunda adicional de la planta.

Uso de pruebas avanzadas en planta procesadora de pollos

La planta procesadora de pollos de Wilkesboro forma parte de un grupo inicial de más de 30 instalaciones de producción en Estados Unidos, donde Tyson está desplegando capacidades de pruebas avanzadas y opciones de atención mejoradas in situ para los empleados, en colaboración con Matrix Medical, una empresa de servicios médicos clínicos, y otros socios, según un comunicado de prensa.

La empresa está dando prioridad a las comunidades con mayor incidencia de COVID-19 y evaluará las necesidades adicionales en función de los factores de riesgo significativos y el acceso a las pruebas.

Artículo Relacionado: Noticias sobre el coronavirus y la industria de alimentos y bebidas

Tyson dijo que de la misma manera que está haciendo en la instalación de Wilkesboro, revelará a los funcionarios de salud y del gobierno los resultados verificados de las pruebas en otras plantas, así como a los miembros del equipo y a las partes interesadas, como parte de sus esfuerzos por ayudar a las comunidades afectadas en las que opera a comprender mejor el coronavirus y las medidas de protección que pueden adoptarse para ayudar a prevenir su propagación.

«Estamos trabajando estrechamente con los departamentos de salud locales para proteger a los miembros de nuestro equipo y sus familias y para ayudar a controlar la propagación del virus en nuestras comunidades», dijo Tom Brower, Vicepresidente Senior de Salud y Seguridad de Tyson Foods. «Estamos utilizando los datos y recursos más actualizados para apoyar a los miembros de nuestro equipo, y nos comprometemos a garantizar que se sientan seguros y protegidos cuando vengan a trabajar».

Los empleados de la planta procesadora de pollos de Tyson en Wilkesboro tienen acceso a exámenes diarios de síntomas clínicos, enfermeras profesionales y una mejor educación. Axiom Medical, un proveedor de manejo de casos de atención médica, también hará un seguimiento de los síntomas de los miembros del equipo que den positivo y proporcionará atención adicional.

Tyson también ha puesto en marcha una serie de medidas de protección que cumplen o superan las directrices de los CDC y la OSHA para la prevención de COVID-19. Entre ellas se incluyen exámenes de síntomas para todos los miembros del equipo antes de cada turno, el suministro de mascarillas protectoras obligatorias a todos los miembros del equipo, así como una serie de medidas de distanciamiento social que incluyen barreras físicas entre las estaciones de trabajo y en las salas de descanso.

«Los miembros de nuestro equipo son esenciales para ayudar a alimentar a la nación, y su salud y seguridad es siempre nuestra primera prioridad», dijo Kevin Taylor, Gerente del Complejo de planta procesadora de pollos de Wilkesboro. «Revelar los resultados de nuestras pruebas ayudará a proteger mejor a los miembros de nuestro equipo y ayudará a proporcionar a la comunidad de Wilkesboro en general la información que necesita para detener la propagación del virus».

Tyson Foods ha aumentado la cobertura por discapacidad a corto plazo al 90% de la paga normal hasta el 30 de junio para animar a los miembros del equipo a quedarse en casa cuando estén enfermos. La compañía también ha duplicado su bono de «gracias» para sus trabajadores de primera línea.