Salsas Castillo

Vegetarianismo: una dieta saludable

El vegetarianismo, comúnmente asociado a las personas que no consumen carne, surge como parte de una filosofía de vida que se genera a partir de la protección de los animales y al no consumo de los productos derivados de ellos. Actualmente forma parte de un estilo de vida que ofrece una alternativa para lograr una dieta más saludable.

Vegetarianismo: la variedad es esencial

Sin embargo, a veces los objetivos de vegetarianismo no se logran si el individuo no realiza una práctica adecuada de la misma.  A veces y no implementa variedad en los alimentos o los combina mal, provocando problemas en la salud.

Manzela peanuts
“El vegetarianismo se ha masificado, pero con malas prácticas, porque la gente se convierte en vegetariano para controlar su peso y de pronto dejan de consumir ciertos productos sin acudir con un especialista, a que les de una dieta balanceada, provocando que su organismo se desequilibre. Lo anterior desencadena problemas serios de anemia y rompe la regla básica de la nutrición, la variedad”, dice la nutrióloga Julieta Ponce.

“El vegetarianismo se ha masificado, pero con malas prácticas” dice la nutrióloga Julieta Ponce.

Por tal motivo, para ser un vegetariano saludable y no tener deficiencias en el organismo, se deben buscar, con ayuda de algún nutriólogo, complementos alimenticios que logren sustituir las vitaminas, proteínas y minerales que se encuentran en los alimentos de origen animal.

4 sugerencias para una dieta vegetariana saludable

1. Utilizar complementos alimenticios cuando sea necesario

“Los productos derivados de los animales tienen un alto contenido de vitamina B12, hierro y calcio, por eso los vegetarianos carecen de ellas y es necesario utilizar alimentos o suplementos que las contengan”, dice por su parte la nutrióloga Aurora Serralde.

No se recomienda el vegetarianismo para niños.

Al seguir estas prácticas, volverse vegetariano puede ser una alternativa ideal para las personas que están entre los 20 y 50 años de edad, ya que para niños, personas embarazadas y adultos mayores no se recomienda, porque su organismo requiere de más nutrimentos.

2. Imprimir variedad

Los menús vegetarianos se han vuelto mas versátiles gracias a la soya, que además de ser fuente principal de energía, es un elemento que se lleva bien con muchos alimentos y se encuentra en muchas presentaciones.

“La soya es considerada la leguminosa reina porque está demostrado que su nivel proteico es mayor a cualquier otra, [una porción] llega a tener hasta cinco gramos de proteínas (la carne tiene siete) y su calidad es tan buena que se absorbe por completo”, informa Ponce.

3. Aprovechar de la versatilidad de leguminosas como soya

Además, leguminosas como la soya son versátiles.  La soya se puede transformar otros productos como leche, queso de soya (llamado tofu) y carne de soya, permitiendo lograr diferentes creaciones, como: albóndigas, picadillo, milanesa. Por otro lado, si se combina con alimentos, como el gluten de trigo, se logran platillos que difícilmente se asocian con una dieta vegetariana, como las hamburguesas.

3 tipos de vegetarianos

Con una dieta caracterizada por la variedad y el balance, la práctica vegetariana puede ser considerada como una alternativa saludable para las personas. Hay tres tipos de vegetarianos:

1. Vegetarianos puros (vegans)

Comen: verduras, frutas, leguminosas, oleaginosas, cereales.

Evitan: todos los productos que sean derivados de algún animal, incluso miel y azúcar refinada. Algunos llevan el no consumo de productos animales hasta su forma de vestir.

2. Lacto-vegetarianos

Comen: verduras, frutas, leguminosas, oleaginosas, cereales, leche y los derivados de éstas.

Evitan: las carnes, huevos y embutidos, sin dejar de consumir miel y azúcar refinada. La leche es su principal fuente de proteína animal.

3. Ovo-lacto vegetarianos

Comen: verduras, frutas, leguminosas, oleaginosas, cereales, leche y derivados huevo.

Evitan: las carnes de cualquier tipo y su principal fuente de proteína es el huevo.

Otras clases de vegetarianos

Además de los tres tipos de vegetarianos principales, existen otras clasificaciones: los api-vegetarianos agregan miel a su dieta, los frutarianos sólo se alimentan de frutas, los ovo vegetarianos comen huevos, pero no leche y sus derivados, los crudívoros consumen solamente vegetales crudos, los lacto-cerelianos se alimentan a base de lácteos y cereales y, finalmente, los macrobióticos, quienes tienen una dieta equilibrada y a base de vegetales, frutas, semillas y granos.

Para una guía gubernal sobre el vegetarianismo, véase el siguiente vínculo: http://www.nutrition.gov/smart-nutrition-101/healthy-eating/eating-vegetarian.

Acerca de Gus Calabro

Lea También

compras

2017, Las compras suman y sigue adelante

Año tras año estamos viviendo un auténtico cambio y revolución en cuanto al concepto de …

Deja tu Comentario

X